•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un equipo del hospital Infanta Cristina de Badajoz ha utilizado recientemente una novedosa técnica quirúrgica, denominada hepatectomía secuencial, para extirpar parcialmente un hígado en el que se habían detectado más de diez tumores, que no habrían podido retirarse siguiendo los procedimientos convencionales.

Esta técnica ha sido empleada por primera vez en 2011 en un hospital alemán, y se ha aplicado en España, este mismo año 2012 en el hospital Clinic de Barcelona, en el hospital Universitario Virgen dela Arrixacade Murcia y en el Infanta Cristina de Badajoz.

La hepatectomía secuencial, adjetivada así porque consiste básicamente en una extirpación parcial del hígado en dos intervenciones quirúrgicas casi consecutivas -en un espacio de tiempo de sólo unos días- , es un procedimiento que permite tratar diversos tipos de tumores de hígado que inicialmente serían inoperables mediante las técnicas habituales.

Cuando las características de la enfermedad lo permiten, el tratamiento de esos tumores hepáticos es la extirpación quirúrgica, pero en muchos casos no puede realizarse debido a la gran cantidad de hígado que habría que eliminar y el riesgo de que el paciente no supere la operación a causa de una insuficiencia hepática.

CAPACIDAD DE REGENERACIÓN

Diversos estudios coinciden en que puede extirparse hasta un 70 por ciento del hígado, o lo que es lo mismo, que se puede vivir con sólo el 30 por ciento si éste se encuentra sano, gracias a la gran capacidad de regeneración de este órgano, que es capaz de recuperarse en tamaño y funcionamiento normal a partir del parénquima restante.

Partiendo de esa premisa, y gracias a técnicas derivadas de la experiencia adquirida en trasplante hepático, se han desarrollado procedimientos como la hepatectomía secuencial, que permiten que el hígado crezca para poder extirpar tumores de mayor tamaño o más numerosos, sin que se produzca un fallo del hígado restante.

EL CASO DE BADAJOZ

En el caso tratado en el hospital Infanta Cristina, el paciente tenía más de diez tumores dispersos por todo el hígado, que normalmente no podrían haber sido extirpados en su totalidad sin un alto riesgo de fracaso, por lo que se optó por utilizar esta nueva técnica.

La intervención se realizó en dos tiempos. En una primera operación se extirparon varios tumores de la mitad izquierda del hígado, se cerró parte de la circulación sanguínea de la mitad derecha, y se dividió el hígado en dos mitades, dejándolo así dentro del cuerpo del paciente. Esa división dentro del paciente es la parte más novedosa de la hepatectomía secuencial, y lo que permite que la parte de hígado que no se va a extirpar empiece a regenerarse desde ese mismo momento.

Tras un breve período postoperatorio, el paciente recibió el alta domiciliaria durante unos días a la espera de la segunda parte de la intervención. De todas las operaciones similares realizadas hasta ahora, ésta es la primera vez que se concede el alta al paciente en medio del proceso.

Unos quince días después de la primera operación, se comprobó el crecimiento de la mitad izquierda del hígado mediante técnicas de radiología avanzada y se realizó una segunda intervención para completar la extirpación y extraer la parte derecha del hígado.

El paciente superó el postoperatorio sin mostrar ningún signo de insuficiencia o fallo hepático, y tras una semana de hospitalización fue dado de alta y se recuperó satisfactoriamente en su domicilio.

La intervención fue realizada el pasado mes de junio por el jefe del Servicio de Cirugía Hepatobiliopancreática y Trasplante Hepático del Infanta, Gerardo Blanco Fernández, contando con la participación de todo el equipo de cirujanos, anestesistas, UCI, enfermeros, auxiliares y celadores de quirófano y planta.

Cabe señalar que esta técnica novedosa está aún sujeta a una fase de evaluación y, por tanto, no está incluida en la Cartera Básica de Servicios del hospital Infanta Cristina de Badajoz.


Galería de imágenes