•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Comunidad Autónoma de Extremadura está a la cabeza de los servicios sanitarios regionales en materia de historia clínica digital y de receta electrónica, encontrándose en perfecta disposición para arrancar con la interoperabilidad con el resto de territorios del Estado preparados para dar este nuevo paso en la cohesión del Sistema Nacional de Salud (SNS).

La interoperabilidad es la habilidad de dos o más sistemas o componentes para intercambiar información y utilizar la información intercambiada. Es la intención del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad que a partir del primer trimestre de 2013 todos los servicios regionales de salud estén en disposición de intercambiar esta información intercomunidades.

Según ha explicado el director gerente del SES, Albino Navarro, en el marco del Congreso sobre Derecho Sanitario celebrado la semana pasada en la sede del Ilustre Colegio de Médicos de Madrid, Extremadura superó hace tres meses todas las pruebas realizadas por parte del Ministerio, que ha validado la conexión, lista actualmente para enlazarse con las de las comunidades autónomas que también estén preparadas.

Anuncios
Anuncios

SITUACIÓN DE PRIVILEGIO

Extremadura mantiene una situación de privilegio respecto a otros territorios españoles en cuanto a la historia clínica electrónica, a la que tiene acceso cualquier sanitario registrado, tanto de Atención Primaria como de Atención Especializada, en el ámbito de sus competencias.

El sistema de información sanitaria de Extremadura, el Jara Asistencial, integra en su estructura a los proyectos Zurbarán y Cornalvo.

El módulo Zurbarán permite la visualización de 69 millones de imágenes de radiología y de cuatro millones de estudios o exploraciones. Por su parte, el módulo Cornalvo es el proyecto para la visualización de todos los datos de Laboratorio.

En Extremadura, la receta electrónica está ampliamente implantada. De hecho, en la actualidad, más del 80% de las recetas que se emiten en la comunidad autónoma son electrónicas.

Para el SES, después de afrontar la reforma farmacéutica, que ha logrado cruzar por fin los datos del Gobierno central con los de las autonomías, algo que no se había conseguido en casi 11 años de transferencias, la interoperabilidad de la receta electrónica en el conjunto del Estado es otra prueba más de la voluntad del Ministerio para terminar con 17 modelos sanitarios distintos.


Galería de imágenes