•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Guardia Civil de Talarrubias ha detenido a un vecino de la misma localidad de 29 años de edad, como presunto autor de los delitos de estafa y falsedad documental. Delitos perpetrados en once provincias españolas con las que obtuvo un beneficio económico de unos 85.000 euros.

La investigación se inicio el pasado mes de febrero, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de que un vecino de la localidad pacense de Talarrubias, utilizaba un portal de Internet "ventas de segunda mano" ofertando artículos de automoción (ruedas, llantas,…) para perpetrar presuntas estafas.

Así fue como con el desarrollo de la investigación, se localizó el portal de Internet donde ofertaba los artículos y averiguar la identidad de la citada persona.

Había conseguido estafar a diecisiete vecinos de distintas provincias españolas de Badajoz, Jaén, Valencia, Vizcaya, Madrid, Murcia, Asturias, Barcelona, Palencia, Cádiz y Málaga, tal y como se denunció en los distintos cuarteles de la Guardia Civil, comisarías del Cuerpo Nacional de Policía y Mossos d´Escuadra. El total del beneficio económico que obtuvo fue de unos 85.000 euros.

El ahora detenido, ofertaba para su venta a través de Internet los artículos de automoción que nunca llegaban a los compradores, estos pagaban por adelantado transferido su importe a dos cuentas bancarias a nombre del presunto estafador.

También creó una empresa ficticia, con facturas y nomina falsas. No dudo en poner como empleado de la empresa a un familiar sin su consentimiento. Todo ello con el objetivo de conseguir crédito ante concesionarios de vehículos, tal y como llevó a cabo en Murcia donde consiguió estafar y engañar al concesionario, adquiriendo un turismo de alta gama que nunca pagó.

En otras de las estafas, junto con la colaboración de su pareja sentimental quien se hizo pasar por funcionaria de hacienda, consiguieron obtener de una tercera persona todos sus datos financieros, para dar crédito financiero en otro concesionario de vehículos.

Esta vez no pudo concretar la estafa, al darse cuenta la tercera persona que el fax que pretendían que les mandara la documentación no era de hacienda sino de un concesionario de vehículos.

Las diligencias junto con el detenido son puestas a disposición de los Juzgados de Instrucción de Herrera del Duque, quien decreto su ingreso en prisión.

Al ahora detenido también se le intervino dos cuentas bancarias, uno de los vehículos de alta gama que adquirió y se clausuró el portal de Internet donde anunciaba los artículos de automoción.

También se imputa a su pareja sentimental como cooperadora necesaria en la comisión de uno de los delitos y Usurpación de funciones publicas.