•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El vicerrector de Investigación de la Universidad de Extremadura, Manuel González Lena; y el director general del Instituto del Corcho, la Madera y el Carbón Vegetal (IPROCOR), Germán Puebla Ovando, han inaugurado en Badajoz unas jornadas de transferencia de resultados del proyecto "Valorización del sector corchero de Extremadura".

En este proyecto participan 45 investigadores, pertenecientes a cinco entidades públicas y a ocho empresas extremeñas,para el desarrollode un sector estratégico como es el corcho y encontrar soluciones a la gestión de los residuos de las industrias corcheras.

El vicerrector de la UEX y el director general de IPROCOR han coincidido en señalar la importancia de promover un modelo de trabajo conjunto entre centros de investigación de la región y las empresas para que a través de proyectos de I+D se consigan mejorar los procesos de producción y la competitividad de los productos. En este sentido, indicaron, es necesario contar con la implicación de las empresas, desarrollar proyectos de investigación que aporten valor añadido, conocimiento y desarrollo tecnológico, y promover la trasferencia de resultados a la sociedad y a los sectores implicados.

Anuncios
Anuncios

El coordinador del proyecto, Manuel Martínez Cañas, director científico de IPROCOR, ha explicado que éste es un proyecto muy ambicioso, de cuatro años de duración, que engloba cuatro subproyectos muy diferentes entre sí. Además de aportar una solución a las industrias corcheras en la depuración, reutilización y el aprovechamiento de las aguas de cocción del corcho, el proyecto tiene como objetivo encontrar nuevas aplicaciones del corcho y abrir mercados a otros negocios diferentes al del tapamiento de vinos, concretamente, en el campo de la construcción y de la medicina, en la investigación contra enfermedades degenerativas y cancerígenas.

Según ha avanzado Manuel Martínez Cañas, los resultados preliminares que se han obtenido en los estudios de las propiedades antioxidantes y beneficiosas para la salud humana de compuestos naturales presentes en el corcho son prometedores. En este primer año de trabajo, han podido constatar que el corcho tiene sustancias extraíbles (compuestos fenólicos) con una alta actividad antioxidante, muy por encima de otros productos existentes en el mercado.

En el caso de este subproyecto, las investigaciones se están orientando a la posibilidad de poder utilizar estos compuestos del corcho en investigaciones médicas para la prevención de enfermedades degenerativas. Igualmente, se va evaluar la capacidad de poder utilizar estos compuestos, extraídos del corcho, en investigaciones contra el cáncer.

Los doctores de la Universidad de Extremadura, Mª Ángeles Tormo e Ignacio Bejarano, han manifestado que los compuestos fenólicos pueden ser un potencial agente terapéutico para el tratamiento de células tumorales u otras enfermedades. Los extractos del corcho que han utilizado inducen la muerte celular en líneas celulares de leucemia.

Los otros dos subproyectos se centran en la investigación de la utilización del corcho como integrantes de la materia prima a partir de la cual se fabrica el hormigón y en la búsqueda de soluciones para los residuos de las aguas de cocción del corcho. En este proyecto, financiado por los fondos FEDER y el Gobierno de Extremadura, intervienen además de IPROCOR y la UEX, el Instituto Tecnológico de Rocas Ornamentales y Materiales de la Construcción (INTROMAC), Instituto Tecnológico Agroalimentario de Extremadura (INTAEX) y de ocho empresas ubicadas en la región: Agua y Gestión del Ciclo Integral; Extracor AVA; Augusta Cork; Corchos Telesforo Martín e hijos; Higinio Rodríguez Morujo; Estarsa, Estructuras Tartessos; Eurocork Almendral; Calizas y Derivados Herrera.

Extremadura tiene 530.000 hectáreas de alcornoques, de este total,350.000 hectáreas son adehesadas. La producción anual de corcho en la región alcanza las 25.000 toneladas, lo que supone el 10% de la producción mundial de corcho. El sector da trabajo directo en Extremadura a 1.300 personas y supone 205.000 jornales en el campo al año.


Galería de imágenes