•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La central nuclear Almaraz I ha realizado hoy el preceptivo simulacro anual, conforme a los requerimientos establecidos en su Plan de Emergencia Interior, con la participación de la Organización de Respuesta ante Emergencias del CSN y con la activación del Plan de Emergencia Nuclear de Cáceres (PENCA).

La actuación del Consejo se ha desarrollado desde la Sala de Emergencias (SALEM), realizando el seguimiento del estado de planta y de las actuaciones del titular, tanto para la recuperación de las condiciones de seguridad como para la adopción de medidas de protección radiológica.

El simulacro se inició a las 10:10 horas, con la notificación al CSN, por parte de la central, de la ocurrencia de un terremoto que habría provocado la pérdida de energía eléctrica exterior a la Unidad 1 y el disparo automático de ambos reactores.

Anuncios
Anuncios

Durante el ejercicio, se simuló también un incendio en un transformador de arranque superior a 10 minutos y la pérdida definitiva de suministro energético exterior. Además, se simuló un accidente de pérdida de refrigerante del reactor que provocó la inyección de seguridad, sin que hubieran arrancado las bombas del tren de emergencia B.

Posteriormente, la situación supuestamente empeoró tras el fallo del generador diesel A, que también supuso la pérdida de inyección del tren A, quedando el núcleo sin refrigeración forzada.

El titular activó la situación de Emergencia General en el Emplazamiento debido a la alta temperatura del núcleo y a la pérdida de refrigeración del mismo. Ante este hecho, el CSN recomendó, de forma preventiva, a la Subdelegación del Gobierno en Cáceres la adopción de medidas de confinamiento y profilaxis de la población.

Concretamente, en un radio de 3 kilómetros alrededor de la central, se recomendó el confinamiento, la distribución de yoduro potásico y la preparación de la evacuación de la población, y en el sector preferente oeste-suroeste, se extendió a un radio de 5 kilómetros. Asimismo, en un radio de 10 kilómetros, se recomendó la preparación del confinamiento y de las medidas profilácticas con yoduro potásico.

Posteriormente, el titular comunicó que se había producido una fusión parcial del núcleo del orden del 33%, y la pérdida de refrigeración del mismo, con unas dosis estimadas a la población superiores al límite de dosis al tiroides. De forma inmediata, el CSN recomendó CORREO ELECTRÓNICO [email protected] C / JUSTO DORADO, 11 CP. 28040 MADRID TEL: 91-346 02 00 FAX: 91 -346 06 66 Página 2 de 2 www.csn.es

a las autoridades competentes la administración de las pastillas de yoduro potásico en toda la zona 1 A de 3 kilómetros y en el sector preferente 1 B de 5 kilómetros.

Durante el ejercicio, el director de Emergencia del Plan Provincial de Cáceres declaró la situación 2 del Plan de Emergencia. Además, se activaron las unidades móviles de la Junta de Extremadura, del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT) y de Tecnatom.

Finalmente, tras recuperarse la refrigeración del núcleo y reducirse las dosis en las zonas señaladas, se dio por concluido el simulacro (13:45 horas).

En todo momento, el Consejo se mantuvo en permanente comunicación con las autoridades involucradas en la resolución de la emergencia, y permaneció con su organización de respuesta ante emergencias en modo 2 hasta el fin del ejercicio.

Una emergencia de esta naturaleza habría sido clasificada como incidente de nivel 5 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES).


Galería de imágenes