•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Oficina de Gestión Urbanística de la Mancomunidad Sierra de San Pedro, siguiendo la tendencia de años anteriores, ha registrado en el primer semestre de 2012 un importante incremento tanto del número de expedientes e informes urbanísticos requeridos, como de los servicios demandados por los ayuntamientos que integran la mancomunidad, según informa el propio ente en nota de prensa. De esta forma, la oficina ha duplicado el número de expedientes abiertos con respecto al mismo periodo del año anterior, a lo que se suma un importante aumento de número de consultas, tanto en vivienda como en urbanismo, que han superado las 450 en los 6 primeros meses del año.

Entre los expedientes abiertos y tramitados por la oficina de la mancomunidad caben destacar varias Modificaciones Puntuales y los trabajos de redacción de los Planes Generales Municipales que suponen un ahorro para las arcas municipales estimado en más 120.000 euros, ahorro de costes al que se unen los más de 160.000 euros de ayudas aprobadas en materia de vivienda y los 400.000 euros que actualmente se encuentran en tramitación con una calificación provisional. De esta forma, la oficina arroja un balance positivo de más de 680.000 euros entre ahorro de costes y ayudas que tienen como destino final la comarca, sus municipios y sus ciudadanos.

Paralelamente a esos trabajos, la oficina ha intensificado la coordinación con los servicios de Arquitectura Técnica Municipal de la propia mancomunidad y de los Ayuntamientos de Valencia y San Vicente de Alcántara, tanto en la emisión de infomes para las licencias de obras como en las memorias valoradas de obras públicas municipales. El objetivo es, en última instancia, ofrecer un soporte de calidad a los municipios para garantizar la adecuación urbanística de todas las acciones que se llevan a cabo en los mismos, facilitar las labores de inspección y acortar al máximo posible los plazos de los procedimientos en materia urbanística y de vivienda.

En palabras de Rodrigo Nacarino, presidente de la mancomunidad "la Oficina de Gestión Urbanística y la colaboración de la Consejería de Fomento permiten a los ayuntamientos asumir tareas que, de otra forma y dada la situación actual, sería imposible acometer, a un reducido coste y con un equipo técnico que, a pesar de los recortes, ha mostrado un elevado nivel de compromiso con el territorio".