•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Plaza de los Toros de Moraleja acogió el segundo festejo de rejones celebrado con motivo de las fiestas de San Buenaventura, en el que se lidiaron novillos de la ganadería de Monteviejo de Victorino Martín para los rejoneadores Iván Magro y Rubén Sánchez.

En el primero de su lote, Iván Magro cuajó una buena faena y acertó con el rejón de muerte, lo que le valió una oreja y vuelta al ruedo. No corrió la misma suerte con el segundo, no estuvo bien durante la lidia y tampoco estuvo acertado con el rejón de muerte. Saludos y aplausos.

Por su parte, Rubén Sánchez lidió con fortuna el primero de su lote y acertó con el rejón de muerte al segundo intento, lo que le valió los aplausos del público. Más acertado estuvo con su segundo, valiente en la lidia y certero con el rejón de muerte, lo que le valió dos orejas.

Tarde calurosa en la Plaza de los Toros de Moraleja, que registró tres cuartos de entrada. Entre los asistentes al festejo, el ganadero Victorino Martín, acompañado de su hijo, a los que se dedicó uno de los novillos. 


Galería de imágenes