•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El pleno de la Asamblea de Extremadura ha aprobado por unanimidad la propuesta de pronunciamiento presentada por Izquierda Unida Verdes-SIEX para que se inste al gobierno regional a conminar a la central nuclear de Almaraz a que cumpla la Ley 12/2011.

 Esta ley fija las responsabilidades de las centrales nucleares en caso de daño y les obliga a adquirir personalidad jurídica propia, es decir, constituirse en sociedades. El plazo para realizar este cambio expiró el 27 de mayo, sin que Almaraz haya dejado de ser comunidad de bienes.

Al comenzar su exposición, el portavoz de IUV-SIEX, Pedro Escobar, ha dejado claro que "por razones económicas, ambientales, de seguridad y dignidad regional queremos que Almaraz se cierre"; pero, mientras llega ese momento, "al menos que Almaraz tribute en Extremadura". Escobar ha detallado los impuestos que la central paga al año "496 millones del impuesto de sociedades, 567 de IVA y 80 millones por actividad económica y ¿qué recibe Extremadura de todo eso? Nada", ya que ninguno de los socios de la central tiene su domicilio fiscal en la región. El portavoz de IUV-SIEX ha añadido que, encima, la comunidad debe asumir los costes del PENCA (Plan de Emergencia Nuclear de Cáceres) "que afortunadamente no ha hecho falta poner en práctica".

Anuncios
Anuncios

Por estos motivos, Pedro Escobar ha explicado la importancia de la propuesta realizada por su grupo, ya que con el cumplimiento de esta ley y la constitución de Almaraz en sociedad con personalidad jurídica propia, la central tendría obligatoriamente que fijar su domicilio fiscal donde tenga sus activos, en este caso, en Extremadura y pagar en la región el impuesto de actividades económicas.

"¿Cómo hemos llegado a esta situación?", se ha preguntado Pedro Escobar y, sin querer acusar a los gobiernos que ha habido en la región, lo ha achacado a la habilidad de Almaraz para "hacer ingeniería financiera de la que parece que sabe más que de ingeniería nuclear". Esto, según Pedro Escobar, "es una situación humillante para Extremadura", pero, al menos, "podemos obligarle a cumplir la ley, a constituirse en sociedad con personalidad jurídica propia y no estas virguerías de comunidad de bienes".

Según el portavoz de IUV-SIEX, "si no conseguimos que la central nuclear de Almaraz deje parte de sus beneficios en esta tierra, se habrá cometido otro de los grandes expolios históricos que ha sufrido Extremadura". Pedro Escobar ha añadido "tienen aquí 35 ó 40 años la central de Almaraz, sacan sus pingües beneficios y, ¿qué queda después aquí? Dos grandes setas venenosas que después no habrá manera de quitarse de encima".

Para Escobar, "sería un gran triunfo para la democracia que esta Cámara, que el pueblo extremeño, consiga hacerles doblar el brazo a los poderosos jefes de la energía eléctrica".


Galería de imágenes