•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Ayuntamiento de Moraleja se ha dado de baja oficialmente de la Mancomunidad de Municipios de Sierra de Gata una vez que la propia mancomunidad ha resuelto las alegaciones presentadas a dicho proceso. De esta manera, según recoge el Boletín Oficial de la Provincia de Cáceres, se publica así el acuerdo aprobado de manera definitiva de la baja voluntaria de Moraleja de la agrupación comarcal por parte del consejo del ente comarcal.

En el pleno del mes de abril, también Moraleja resolvió las alegaciones presentadas que quedaron desestimadas con los votos a favor del PP y la abstención del PSOE. Los socialistas habían pedido  en dicha sesión plenaria que se solicitasen informes económicos ya que según señaló su portavoz, Teresa Roca, no tenían información concreta sobre dichas alegaciones que en su opinión generaban inseguridad jurídica.

Caselles recordó que la baja de la mancomunidad ya se debatió en su momento y las alegaciones habían quedado suficientemente debatidas en el punto del orden del día. Además recordó que ya se había tomado una decisión y un acuerdo entre los dos organismos para su separación con los correspondientes informes jurídicos, a lo que se sumaba también el acuerdo de los dos plenos, tanto del ayuntamiento como de la propia mancomunidad.

El proceso de separación de las dos administraciones se inició en diciembre pasado cuando Moraleja solicitó la baja voluntaria de la mancomunidad y se aprobó en una sesión extraordinaria con los votos a favor del PP y en contra del PSOE. El pleno de la mancomunidad, por su parte, también aceptó por unanimidad la petición realizada por la administración local y se ratificó en el pleno celebrado en enero pasado.

Tras los resultados de  las pasadas elecciones del mes de mayo, el alcalde de Moraleja, Pedro Caselles, y el presidente de la mancomunidad, Alfonso Beltrán, iniciaron un contacto directo para llegar a una solución del conflicto.

Una problemática que se inició en la anterior legislatura cuando en agosto del 2009 la mancomunidad suprimió el servicio de recogida de basura a la localidad porque el consistorio se había negado a pagar sus cuotas. La entonces alcaldesa, Concepción González, reclamaba las cuentas y una auditoria de la mancomunidad como requisito para seguir abonando dichas cuotas. El proceso terminó en la decisión de mancomunidad de expulsar a Moraleja de la agrupación en octubre de aquel año.

Una situación que González y su equipo de Gobierno llevó a los tribunales, dándoles estos la razón el pasado mes de mayo de 2011 con una sentencia del TSJEx que anulaba la decisión del pleno de mancomunidad de expulsar a la población. Con lo que desde mayo y hasta enero del 2012 Moraleja había seguido siendo municipio de pleno derecho de la agrupación.

El acuerdo al que llegaban las dos administraciones contemplaba que ninguna de las dos tendría que abonar cantidad alguna en relación al periodo comprendido entre octubre del 2009 y mayo del 2011. Asimismo, el Ayuntamiento de Moraleja se comprometía de este modo a abonar la cantidad que debía antes de que en agosto del 2009 Mancomunidad suprimiera el servicio de recogida de basura por el impago del consistorio, una cantidad que asciende a 216.611 euros.

Noticias relacionadas:

http://www.radiointerior.es/index.php?op=noticia&id=24176

http://www.radiointerior.es/index.php?op=noticia&id=23033

 


Galería de imágenes