•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El dispositivo de búsqueda del trabajador de la industria oleícola Sierra de Gata que continúa desaparecido desde ayer tras la explosión de un depósito de hexano se ha ampliado a la zona del río Rivera de Gata. Así lo ha comunicado a los medios de comunicación un alto mando de las Fuerzas y Cuerpos del Orden que desde ayer al mediodía trabajan en el dispositivo de búsqueda de los empleados que estaban en el interior de la empresa.

A lo largo de esta tarde se incorporará una unidad subacuática de la Guardia Civil de Badajoz para colaborar en las tareas de búsqueda y rastrear el río y la zona fluvial en la que está ubicada la industria. A partir de que se inicien estas tareas, los agentes del orden ampliarán el perímetro y así se lo han comunicado a los periodistas, que en ese momento deberán abandonar la zona en la que están autorizados hasta el momento, sobre el puente del río.

Durante esta mañana, los perros de la unidad canina también han estado rastreando toda la zona para intentar hallar algún indicio de José Miguel Santos, de 30 años, vecino de Moraleja, que se encontraba en el interior de la industria cuando ayer minutos antes del mediodía se produjo la explosión que provocó la muerte de dos personas, su compañero, Valentín Parra, y del ex empleado de la empresa, de 88 años de edad, Alberto Lozano.

Anuncios
Anuncios

De momento los perros de la unidad cinológica no han hallado ninguna pista. Los mandos que están al frente de las operaciones de búsqueda no descartan ninguna opción y están siguiendo las indicaciones del padre del desaparecido, que se encontraba también en el interior de la empresa cuando se produjo la explosión y salió ileso. El padre del joven ha indicado que José Miguel Santos se encontraba en una zona elevada, en una escalera, en el momento de la deflagración.

Los trabajos para encontrar algún indicio sobre el paradero del joven continuarán a lo largo de las próximas horas hasta que la búsqueda concluya con algún resultado.


Galería de imágenes