•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Plataforma de Afectados de la Línea de Alta Tensión del Robledo junto con el apoyo de 16 asociaciones locales y estatales ha mostrado su rechazo al proyecto de esta línea en Malpartida de Plasencia, que según este colectivo, pretende "romper con un entorno de conservación excepcional conectado con Monfragüe, amenaza con tenderse impactantemente sobre el término municipal, perjudicando seriamente la integridad de un territorio con un valor de desarrollo económico y humano al que se puede condenar".

El colectivo ha requerido a la Junta de Extremadura como responsable principal "para velar por el patrimonio natural y medio ambiental" y que exija a Red Eléctrica Española (REE) todas las alternativas que puedan existir. Consideran que la empresa promotora pone como único inconveniente al cambio de alternativa los plazos, es decir, lo avanzados que se encuentran los trámites administrativos del proyecto y que esa demora, sostienen, se alargaría por años. Sin embargo la plataforma recuerda que hay nuevos proyectos, "de mucha más envergadura que se están tramitando actualmente en menos de seis meses".

Además, señalan que diferentes empresas de turismo rural han apostado por la zona con inversiones propias y subvenciones de la Junta de Extremadura, siendo estos proyectos su medio de vida y además el Ayuntamiento de Malpartida ha solicitó convertir el Robledo en un Parque Periurbano protegido.

La Plataforma y las 16  asociaciones que respaldan la conservación del Entorno Natural del Robledo de Malpartida de Plasencia han intentado abordar este asunto con la administración y al no obtener respuesta ya ha han anunciado que actuarán para su conservación recurriendo a contenciosos y Organismos Europeos Superiores.

Incluso anuncia que de llevarse a cabo la ejecución del proyecto, algunos miembros de la plataforma podrían adoptar medidas muy desesperadas de rechazo total ante la línea con actuaciones no violentas para poner en evidencia un "proyecto indeseado a través de medidas ultimas como una huelga de hambre indefinida".

No obstante, esperan que antes de recurrir a tales medidas la administración "valore y reconsidere su postura, ya que el proyecto viene de la anterior legislatura, y lo avanzado del proceso administrativo no puede ser lo determinante".