•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dos equipos de jóvenes extremeños de Plasencia y Villafranca de los Barros, participan en la competición First Lego League (FLL) que actualmente se encuentra desarrollando las finales previas autonómicas, en una de las cuáles, la que se celebra en Sevilla este domingo y participa el equipo Los Solfamidas de Villafranca, que cuenta con apoyo económico del Instituto de la Juventud de Extremadura, al igual que el placentino Robotiespla. Desde el Instituto también se han facilitado los entrenamientos de los dos grupos en los Espacios para la Creación Joven de sus localidades.

Desde el Instituto de la Juventud se considera que este proyecto permite el desarrollo de habilidades creativas, pensamiento analítico, comunicación y trabajo en equipo, además de la adquisición de los conocimientos científicos entre los jóvenes. Por ello, ha apoyado económicamente la formación de los equipo de Villafranca de los Barros y Plasencia, patrocinándolos y costeando su inscripción en el torneo y el traslado a Sevilla y Madrid, respectivamente.

El equipo Los Solfamidas tendrá la oportunidad de demostrar el trabajo desarrollado durante los meses previos con su participación en la fase provincial que se celebrará en Sevilla el próximo 4 de marzo. Mientras, en otra de las fases previas autonómicas, la celebrada en Madrid el pasado 19 de febrero, el equipo Robotiespla de Plasencia ha logrado su pase a la final de la FLL, que tendrá lugar el próximo 11 de marzo en Pamplona.

Anuncios
Anuncios

El equipo de Plasencia, que ensayó los cuatro meses previos en el ECJ de la localidad, recibió en la competición el premio "GMV al ganador", que le ha facilitado el acceso a la final. Esta formación se encuentra impulsada por el IES Virgen del Puerto de la localidad placentina, aunque ha contado con apoyo en todo momento desde el IJEx.

La FLL es una competición que pretende mostrar a los jóvenes la cara amable de la investigación científica y la tecnología. Se trata de un programa internacional destinado a jóvenes de entre 10 a 16 años, que con equipos de entre 4 y 10 participantes, elaboran un proyecto de construcción de un robot con piezas Lego, que llevan a cabo y con el que tienen que resolver problemas.

En el desafío que se planteaba este año, los participantes debían explorar en las mejoras que se pueden aplicar a la alimentación, investigando el mundo de los alimentos e intentando encontrar soluciones científicas y tecnológicas. Para la resolución del desafío, los diferentes equipos que participan en este torneo, deben exponer su solución innovadora a través de la Presentación de un Proyecto Científico, un Diseño del Robot, y la resolución de diferentes misiones con el Robots que ellos mismos han diseñado.


Galería de imágenes