•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía, adscritos a la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Cáceres (Jefatura Superior de Policía de Extremadura) han detenido a un individuo por su presunta autoría de un delito continuado de estafa y apropiación indebida.

El fraude afectaba a la compañía de seguros para la que trabaja, estimando que la cantidad defraudada podría superar los 18.000 euros ya que hasta el momento habría unas 60 personas que habían depositado su confianza en esta persona para les cubriera posibles siniestros en sus vehículos, hogares, vida,  de enfermedad y negocios, los cuales en la mayoría de las ocasiones habrían estado sin cubrir con las posibles consecuencias que esta situación pudiera tener, no obstante lo cual, ya ha sido subsanado por la empresa aseguradora.

"Modus Operandi"

La forma de actuar básicamente era la siguiente: por un lado en unos casos consistía en ofrecer al cliente la posibilidad de domiciliar el pago de su póliza, cobrando su importe en efectivo y luego daba de alta en la compañía solo una parte de la cobertura, es decir, a modo de ejemplo, en una póliza de pago mensual y valor de 1000 euros, daba de alta el seguro solo por el primer trimestre y se embolsaba para sí el resto, es decir, 750 euros, de esta manera no era detectado ni por la Compañía que emitía legalmente la póliza ni por el cliente que al no reparar en este detalle.

De esta forma, podía darse el caso de estar un vehículo circulando por la vía pública sin cobertura a partir del tercer mes y con el consiguiente peligro de que en el supuesto de ocurrir un accidente, carecía de cualquier tipo de seguro, informa el Ministerio de Interior en nota de prensa.

En otras ocasiones utilizaba datos de sus clientes aportados de buena fe, para realizar sin consentimiento de estos, pólizas de pequeños seguros que el mismo pagaba y cuyo objetivo no era otro que conseguir los incentivos económicos que la compañía de seguros establece con la consecución de objetivos.

Los afectados estarían en torno a 60 personas distribuidos entre varias localidades como Cáceres, Torreorgaz, Torremocha, Valdefuentes y Albalá entre otras.

El detenido, P.F.M de 39 años, fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial tras la tramitación de las diligencias policiales, decretándose su libertad con cargos.

 

  

 

 

 

 

 

 


Galería de imágenes