La Guardia Civil ha detenido en el trasncurso de la pasada semana a dos personas vecinos de Badajoz y Valle de la Serena de 49 y 77 años de edad respectivamente,  como presuntos autores de dos incendios forestales no relacionados entre si.

Fue el pasado día 7 de octubre a plena luz del día donde se propagó un incendio muy próximó a la Barriada de LLera de Badajoz. Incendio que puso en peligro las viviendas que se encontraban cercanas y donde los agentes observaron la presencia de un vehiculo que salía del citado lugar.

Conductor que al percatarse de la presencia de la Guardia Civil, arroja por la ventana una bolsa de plástico. Dándose a la fuga a gran velocidad haciendo caso omiso a las señales de los agentes. En su huida expuso a los demás usuarios de la vía en grave riesgo de seguridad. Una vez inspeccionada la bolsa resulto que contenia "mechas incendiarias".

Anuncios
Anuncios

Posteriormente y tras varias horas de búsqueda, los agentes hallaron el vehiculo abandonado, donde hallaron dos mechas similares a las arrojadas por la ventanilla.

No fue hasta el pasado sábado cuando los agentes y tras cuatro meses de búsqueda, pudieron localizar y detener  en Badajoz al conductor y propietario del vehículo, al que se le imputaron los delitos  de incendio provocado, contra la Seguridad del Trafico y otro por desobediencia a agentes de la Autoridad.

La segunda actuación se llevo a cabo el pasado día 14 de febrero, tras ser alertadas las patrullas de la Guardia Civil, de un incendio forestal con propagación en varios puntos del Valle de la Serena.

Patrullas que en el lugar de los hechos sorprendieron a un vecino de la localidad, dando quema al monte de la "Sierra Los Pocitos" con varios puntos de inicio,  que provocó la quema de 8 ha de monte bajo.

En el momento de su interceptación, se le intervino el mechero con el que prendió fuego al monte y recogió como prueba la cazadora que vestía la cual estaba quemada.

Gracias a la rápida actuación de los agentes y la intervención de los Bomberos, INFOEX y un helicóptero pudo ser controlado el fuego, evitando  su rápida propagación terrenos colindantes, no teniendo que lamentar daños personales y evacuación de personas.

Ahora los agentes continúan las gestiones tendentes a averiguar las causas que motivaron a estas personas a provocar los incendios.

Las diligencias instruidas por delitos de incendio, así como los artilugios utilizados, como retardantes en el inicio del incendio son remitidas a los Juzgados de Instrucción de Badajoz y Castuera.


Galería de imágenes