•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía adscritos a la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Cáceres en colaboración con agentes de la Comisaría Local de Plasencia han detenido a tres individuos por su presunta autoría de varios delitos de Robo de Uso de Vehículos a Motor y Robos con Fuerza en locales comerciales.

Los delitos se cometieron durante los pasados meses de diciembre de 2011, enero y febrero de 2012, cuando de manera significativa, aumentaron los robos en comercios de las localidades de Cáceres y Plasencia.

Iniciada la correspondiente investigación por parte de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Cáceres y Grupo Local de Policía Judicial de Plasencia, se realizaron las gestiones oportunas dirigidas al esclarecimiento de los hechos, e identificación de los autores.

Los detenidos, para perpetrar los hechos que se les imputan, robaban de madrugada vehículos a motor en los que se desplazaban hasta los locales donde iban a cometer el robo. Una vez en el local elegido, accedían a él violentando sus puertas o ventanas con herramientas tales como palanquetas, mazas, destornilladores, etc y en el interior  del mismo, se apoderaban de manera rápida del dinero que había en cajas registradoras, maquinas tragaperras o cualquier objeto de valor que pudieran encontrar, abandonando posteriormente los vehículos a motor robados y utilizados para tales fines delictivos.

Tras las detenciones practicadas y solicitada la correspondiente autorización judicial para realizar un registro en el domicilio de uno de los detenidos, se intervinieron algunos de los instrumentos que presuntamente utilizaban para realizar los hechos delictivos (destornilladores, alicates, linternas, guantes, pasamontañas, etc).

De esta forma, con las detenciones realizadas, se han logrado esclarecer más de 20 hechos delictivos entre robos con fuerza en locales y robos -uso de vehículos a motor.

Los detenidos responden a las iniciales de A.T.M., de 37 años de edad, J.M.P.N., de 31 años de edad y F.T.C., de 35 años de edad, todos delincuentes habituales  de la ciudad de Cáceres, con numerosos antecedentes policiales, los cuales, tras la tramitación de las correspondientes diligencias  policiales, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción Nº 2 de Cáceres, quien decretó su libertad con cargos, en espera de juicio.


Galería de imágenes