•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Consorcio Extremeño de Información al Consumidor, dependiente del Instituto de Consumo de Extremadura, se ha marcado ya las principales líneas de actuación para el año 2012, proyectos e ideas que permitirán afianzar el compromiso con la región a través de la colaboración y complicidad de la población extremeña.

Dentro de la programación anual prevista, las principales líneas de actuación girarán en torno a la continuidad de la difusión de la campaña de publicidad del Consorcio en las nuevas mancomunidades a las que se ha comenzado a prestar el servicio, así como un acercamiento con el sector empresarial, en muchas ocasiones olvidado y parte fundamental en el acto de consumo.

Además, el abanico de materias sobre las que versarán la programación anual son modalidades de venta, rebajas, venta ambulante, la Conmemoración del Día Mundial de los Derechos de los Consumidores, contratación y revisiones de gas, talleres de automóviles, centros de bronceado, alquileres de vivienda, vuelta al cole, tintorerías y Campaña de Navidad.

Anuncios
Anuncios

Con la puesta en funcionamiento de este consorcio en el año 2006, arrancó una nueva apuesta por parte del Instituto de Consumo de Extremadura y las Mancomunidades de Municipios por acercar a la población extremeña los servicios y recursos que la administración presta en materia de consumo.

Este organismo sigue creciendo paulatinamente con la incorporación de nuevas mancomunidades y la puesta en marcha de nuevas oficinas de consumo denominadas "Centros Mancomunados de Consumo", y que se encuentran repartidas por nuestra geografía extremeña.

De tal manera que supone la atención directa a una población potencial de 591.064 habitantes en un total de 219 municipios de nuestra región, incluyendo su gerencia en Mérida.

Desde el consorcio se apuesta por una intervención dirigida a facilitar el acceso a todos los sectores de la población extremeña a los recursos que las administraciones desarrollan en materia de consumo, intentando reunificar con la máxima eficiencia los recursos existentes en materia de consumo, así como fomentar un consumo responsable, racional y saludable a través de dos líneas principales, la de Formación e Información y Atención Directa al consumidor.

Entre sus funciones destacan la de informar a la población en general sobre sus derechos y deberes como consumidores, atendiendo y tramitando sus consultas, quejas o reclamaciones en materia de consumo, así como sensibilizar y potenciar la participación ciudadana hacia un cambio de actitudes en un consumo responsable, a través de talleres educativos, charlas, difusión de campañas, etc.


Galería de imágenes