•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La potencia de cálculo del supercomputador extremeño 'Lusitania' se ha convertido en la pieza clave de una nueva experiencia investigadora relacionada, en esta ocasión, con varias bases de Schiff derivadas de naftaldehídos y anilinas.

Investigadores del grupo QUOREX, de Química Orgánica de la Universidad de Extremadura (Uex), las han preparado con objeto de estudiar su tautometría imina-enamina mediante métodos espectroscópicos, cristalográficos y computacionales.

El empleo del 'Lusitania' ha permitido determinar que, en disolución, las formas imínicas son ligeramente más estables que las enamínicas, en total concordancia con los resultados obtenidos experimentalmente a través de resonancia magnética nuclear.

Anuncios
Anuncios

Además, se ha desarrollado un costoso procedimiento computacional que ha permitido simular el retículo cristalino de uno de los derivados sintetizados. A través de esta simulación se ha justificado la mayor estabilidad de las formas imínicas, tal y como se observa en estado sólido mediante difracción de rayos X de monocristal.

Estas investigaciones han dado lugar a una nueva publicación de impacto internacional del grupo de investigación QUOREX, titulada "Tautomerism in Schiff bases. The cases of 2-hydroxy-1-naphthaldehyde and 1-hydroxy-2-naphthaldehyde investigated in solution and the solid state" en la prestigiosa revista Organic & Biomolecular Chemistry de la Royal Society of Chemistry.


Galería de imágenes