•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La decisión del Ayuntamiento de Villasbuenas de Gata de no permitir la entrada de la vaquilla a la plaza Mayor en el último festejo taurino de San Pantaleón 2011 ha generado polémica y malestar entre muchos vecinos que se quedaron sin disfrutar de las vaquillas. Todo sucedía en la última tarde de festejos taurinos, el pasado jueves, aunque las fiestas concluyeron ayer sábado.

Habitualmente la lidia de las vaquillas y los toros tiene lugar por el recorrido de costumbre: la plaza y varias calles aledañas. El último día de festejos taurinos, el consistorio decidió soltar solo las reses por el recorrido de las calles, y según han explicado testigos presenciales a Radio Interior se cerraron con candado las rejas que dan acceso a la plaza. La decisión pilló por sorpresa al público que se había congregado en la plaza, como en cada festejo taurino, ya que según han asegurado muchos vecinos no se había comunicado previamente y muchas personas mayores o con niños no tuvieron tiempo de buscar otra ubicación para ver el festejo.

Varios vecinos requirieron una explicación al alcalde del municipio que les comunicó (siempre según la versión de estos vecinos) que la vaquilla no entraría en la plaza para que disfrutasen de la lidia el resto de vecinos ubicados en las calles del recinto. Al parecer, según explicaron estos vecinos, el día anterior, la última vaquilla habría permanecido gran parte del festejo en la plaza Mayor y algunos vecinos se habrían quejado de que no habían visto al animal.

Radio Interior ha intentado confirmar esta versión y se ha puesto en contacto con el alcalde de Villasbuenas de Gata, Luis Mariano Martín Mesa, para que ofreciera una explicación sobre lo sucedido y sobre la decisión de delimitar la suelta de la vaquilla solo por las calles y no permitir que entrase en la plaza. Martín atendió la llamada de este medio de comunicación pero no pudo dar una explicación porque en ese momento se encontraba en una sesión plenaria. No obstante, de manera reiterada se ha intentado en numerosas ocasiones volver a contactar con el dirigente local sin éxito.

Vecinos de la plaza han mostrado su malestar por lo sucedido porque aseguran que a pesar de que tienen que soportar los inconvenientes de la arena de la plaza durante varios días, nunca se han quejado, y piden al menos poder disfrutar de los vaquillas desde sus viviendas ya que están ubicadas en un lugar privilegiado.


Galería de imágenes