•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Adesval y la Mancomunidad Integral de Municipios Rivera de Fresnedosa han realizado un balance de los itinerarios ecoeducativos celebrados durante esta primavera. Los recorridos comenzaron en el mes de marzo y se han prolongado durante más de dos meses.

Varias de las rutas han sido subvencionadas a cargo del Programa "Conoce Extremadura", de la Consejería de Industria, Energía y Medio Ambiente de la Junta de Extremadura, mientras que el resto han sido organizadas directamente por Adesval y la propia mancomunidad.

En total, se han realizado 16 recorridos interpretativos al espacio natural más representativo de la comarca. En este periodo 13 centros escolares, dos asociaciones y un club deportivo han sido los participantes durante los meses de marzo, abril y mayo.

Más de 600 alumnos, correspondientes especialmente a cursos de primaria, 30 mujeres de la Asociación de Mujeres Independientes de Cáceres, 20 jóvenes de la Asociación Juvenil "Los Casillanos" de Casillas de Coria y 35 jóvenes deportistas del Club Deportivo Ciconia Negra de Plasencia, han pasado por las instalaciones del Aula de Naturaleza "Canchos de Ramiro" y han podido conocer de primera mano los principales valores naturales de nuestro más singular espacio protegido.

El resultado no puede ser más que satisfactorio, ya que se han conseguido ampliamente los objetivos propuestos: dar a conocer, poner en valor y ayudar a conservar la zona de los Canchos de Ramiro.

Los recorridos han comenzado con una visita al Aula de Naturaleza "Canchos de Ramiro", situada en la localidad de Cachorrilla. Allí, los participantes han podido descubrir los principales valores naturales de la ZEPA "Canchos de Ramiro y Ladronera", gracias a la exposición temática, la maqueta topográfica interactiva y el audiovisual de los Canchos de Ramiro.

Tras la visita al aula, se emprendía camino a los Canchos de Ramiro. Durante la ruta se iban explicando los distintos ecosistemas atravesados: la dehesa, el bosque mediterráneo, el ecosistema acuático, y al final, el roquedo, ya en los propios Canchos, donde se han realizado talleres de observación de aves.

Algunas de las especies que alumnos, profesores y jóvenes han podido avistar son muy significativas y difíciles de observar normalmente: la cigüeña negra, el águila real, el alimoche o la abundante colonia de buitre leonado han sido solo algunas de estas especies.

Adesval concluye de esta forma un año más su programa de educación ambiental primaveral, con la esperanza de poder seguir trabajando en la conservación y divulgación medioambiental en los próximos meses


Galería de imágenes