La empresa Mirat Transportes ha dejado a ocho pueblos de Sierra de Gata sin el servicio de autobús diario de línea, a no ser que los vecinos avisen un día antes de que necesitan utilizar el transporte público para desplazarse hasta Coria.

De esta manera la compañía ha implantado el denominado "transporte a demanda" en aquellas líneas en las que menos demanda había, según han explicado fuentes de la compañía. Esta nueva situación afecta a varias comarcas, entre ellas a municipios de Sierra de Gata como Villamiel, Santibáñez el Alto, Valverde del Fresno, Eljas, San Martín de Trevejo, La Moheda de Gata, Huélaga  y Casas de Don Gómez. También afecta a Cadalso, Robledillo de Gata y Descargamaría, según criticó el alcalde en funciones de Cadalso, Ignacio Rodríguez.

La empresa de transporte de viajeros por carretera es la concesionaria de este servicio en la zona norte de Cáceres y desde la compañía han asegurado que este sistema permite ahorrar combustible y el servicio se presta con la misma calidad. De esta manera, el autobús entrará a recoger viajeros "siempre que haya gente" y para ello tienen que avisar previamente al conductor con una llamada telefónica el día antes y deben hacerlo antes de las 20.30 horas al teléfono 927 23 25 50 y facilitar sus datos personales.

Anuncios
Anuncios

Mirat Transportes se acoge así a la Ley 5/2009 de 25 de noviembre sobre "medidas urgentes en materia de transporte público regular, permanente y de uso general de viajeros por carretera" que contempla en su artículo 3 que las empresas podrán realizar servicios "cuya prestación, (…)  venga determinada exclusivamente por la solicitud de los viajeros en función de sus necesidades de desplazamiento". Asimismo, "el órgano administrativo competente en materia de transportes determinará las zonas y localidades comprendidas en el título concesional o autorización en las que, por sus peculiares características de alejamiento, difícil acceso, baja densidad de población u otras circunstancias que afecten a su capacidad de comunicación, el régimen de transporte a la demanda satisfaga de forma útil y eficiente las necesidades de desplazamiento de los usuarios residentes en aquéllas".

En la normativa también se matiza que se establecerá "el procedimiento propio de este régimen de transporte, que deberá incluir, en todo caso, la garantía de la recepción de la demanda por la empresa prestataria del servicio".

Este cambio en el servicio, que se lleva aplicando desde el pasado 9 de mayo, no ha sentado nada bien a los vecinos de los municipios afectados, especialmente a las personas mayores. Algunos ciudadanos se quejan del sistema de reserva de plaza que permite hacerlo únicamente hasta las 20.30 horas de la tarde. Otros usuarios que ya han hecho uso del transporte a demanda han destacado que "funciona bien" y que les fueron a recoger una vez que avisaron que al día siguiente necesitarían el servicio.

En la localidad de Casas de Don Gómez, el alcalde Juan Carlos Gómez, lamentó que el autobús no entre a diario en el municipio cuando está separado tan sólo dos kilómetros de la carretera principal.

Desde la consejería de Fomento de la Junta de Extremadura han asegurado que el servicio se sigue garantizando, pero se presta a demanda y "siempre que haya gente se entra en el pueblo". El objetivo de esta medida, según Fomento, es "optimizar recursos y sí no hay ningún viajero no se entrar para ahorrar tiempo, combustible y facilitar la comodidad del resto de viajeros".

En Casas de Don Gómez los vecinos ya han recogido firmas, más de 100, que el alcalde ha hecho llegar a la empresa para solicitar que se vuelva a restablecer el servicio como antes.

Gómez ya ha comunicado la situación al resto de municipios de Sierra de Gata afectados por esta situación para solicitarles su apoyo y exigir entre todos que se restablezca la línea regular diaria en todos los municipios, aunque el alcalde aún no ha recibido respuesta. Mantiene que defenderá el servicio para todos los pueblos, pero especialmente hará hincapié para que sus vecinos lo puedan recuperar.


Galería de imágenes