•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Guardia Civil ha desarticulado una banda formada por tres personas pertenecientes a un mismo clan familiar que se dedicaba a robar en el norte de la provincia de Cáceres y ha recuperado numerosos objetos procedentes de los robos.

Según ha informado esta mañana la Subdelegación del Gobierno en Cáceres, efectivos de la Guardia Civil de Coria y Moraleja activaron un dispositivo especial tras la alarma social existente en la comarca de Sierra de Gata debido a los numerosos robos que se estaban produciendo en los últimos meses, fundamentalmente en casas de campo.

Así, iniciaron una investigación en el marco de la operación "Escombrera", con el objeto de localizar y detener a los supuestos autores de los robos cometidos.

El "modus operandi" de la banda, era la entrada en casas aisladas en diferentes términos municipales, aprovechando siempre las horas nocturnas y empleando gran fuerza para su acceso, reventando puertas y ventanas, sustrayendo de su interior gran parte de los efectos y enseres que pudieran existir.

Se da la circunstancia, que muchas de las viviendas objeto de robo, son propiedad de personas que no residen en la provincia cacereña, con lo que la denuncia del hecho, se ha producido bastantes días después, dificultando con ello la investigación.

La mayoría de los robos, se produjeron en los términos municipales de Villasbuenas de Gata, Hoyos, Vegaviana, Moraleja, Gata, Torre de Don Miguel y Acebo, abarcando casi la totalidad  de las localidades de la Sierra de Gata.

Culminando la investigación, el día 7 de abril de 2011, la Guardia Civil decide explotar la operación, centrando las investigaciones en un clan familiar, residente en la localidad de Villasbuenas de Gata, realizando un total de tres registros en propiedades de citado clan, situadas en dicha localidad,  con la supervisión y autorización de la Autoridad Judicial.

Durante el registro de las propiedades, la Guardia Civil ha recuperado numerosos efectos objeto de robo, entre los que se encuentran dos motocicletas, televisores, material informático, numerosa maquinaria agrícola y de la construcción, carabinas de aire comprimido, pistola de fogueo,  partes de vehículos y otros efectos.

La operación que la Guardia Civil no ha cerrado, se ha saldado con la detención de tres personas pertenecientes al mismo clan familiar, como supuestos autores de varios delitos de robo con fuerza en las cosas, y no descarta realizar nuevas detenciones en los próximos días.


Galería de imágenes