•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los regantes del Tajo se reunirán este próximo jueves en Mérida con la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Tajo, Mercedes Gómez, la directora general del Agua, Marta Moren, y el consejero de Agricultura y Desarrollo Rural. De esta manera se da el primer paso para constituir la mesa técnica de negociación que demandaron los regantes cacereños y que así se comprometió a constituir la CHT.

El presidente de Fertajo, la Federacion de Comunidades de Regantes del Tajo, Francisco Gómez-Rodulfo, ha manifestado su intención de diálogo con los responsables de la administración, pero también ha advertido que los agricultores quieren "hechos y no palabras". Por lo que ha lanzado un mensaje a todos los regantes del Tajo, pertenecientes al Borbollón y Rivera de Gata, al Alagón, a Valdecañas y a Rosarito, para que estén pendientes en el caso de que se vuelva a retomar el calendario de movilizaciones y protestas.

Los regantes de la provincia exigen principalmente poder participar directamente en la confección de las tarifas de riego y tomar parte de las decisiones sobre el funcionamiento de la CHT. Asimismo, Gómez-Rodulfo dejó claro que también sería necesario un cambio en la administración sobre el funcionamiento del propio organismo de cuenca.

Los regantes del Tajo tuvieron que abonar ya el pasado mes de marzo las tarifas de riego correspondientes al año 2010, unas tarifas a las que se han presentado en los últimos meses decenas de recursos y alegaciones y que en algunos casos han subido hasta un 48% con respecto a los precios abonados sobre el riego del 2009. El presidente de Fertajo ha indicado que intentarán por todos los medios que se consiga una devolución de dichos importes, aunque reconoce que es una situación muy difícil.

Los agricultores demandan además que las obras que se acometen desde distintos organismo, y en muchos casos con fondos europeos Feder no repercutan en las tarifas de los regantes.

La reunión se celebrará este jueves, día 7 de abril, a las 12.00 horas, en Mérida.