•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El PP de Moraleja ha condenado los actos vandálicos realizados sobre las esculturas del encierro situada en la Avenida Pureza Canelo de Moraleja y han solicitado al actual equipo de Gobierno, que este acto vandálico no pase desapercibido y "pida las responsabilidades oportunas".

Por su parte, el Ayuntamiento de Moraleja ha anunciado que requerirá al autor de las esculturas del encierro, el cubano afincado en Huelva, Jorge Estéfano, la reparación de las mismas ante el considerable deterioro que presentan dos de los astados del conjunto escultórico tras los actos vandálicos de los últimos días.

Anuncios

En un comunicado de prensa, los populares lamentan la situación a la que se ha llegado con relación a la escultura de los toros por culpa de "una denuncia y una rabieta del partido socialista a nivel local". Es por ello, que han denunciado una política "sectaria, dictatorial y caciquil de la Junta de Extremadura con Moraleja, ya que mientras a nuestro municipio se le obliga a quitar la estatua de los toros, a otros pueblos de la región que están gobernados por el PSOE y que tienen esculturas instaladas en la misma situación y manera que la de la Avenida Pureza Canelo, la Junta lo único que hace es guardar silencio".

Anuncios

El Partido Popular de Moraleja lamenta que la política cultural de la Junta de Extremadura sea la de "eliminar las señas de identidad de un pueblo y sus habitantes, en vez de fomentar, conservar y valorar estas señas de identidad, como es el caso del encierro de los toros y a lo que alude la escultura de Moraleja".

Asimismo, dicen no entender cómo el PSOE local prima los intereses de partido antes que los de los moralejanos, y critican que no defienda ante la Junta de Extremadura la permanencia de una escultura, "que conmemora los encierros tradicionales taurinos de las Fiestas de San Buenaventura en Moraleja".

Reparación del conjunto

La alcaldesa Teresa Roca ha contactado con la empresa local que en ocasiones anteriores había reparado las estatuas, ya que el conjunto había sufrido otros dos actos vandálicos anteriores. La empresa ha aconsejado así la intervención del autor para su restauración, algo que el consistorio considera que es "imprescindible ante los informes que aconsejan la construcción de nuevos apoyos, más fuertes y resistentes que impidan que un simple balanceo pueda dar al traste con las figuras". La semana pasada dos de las esculturas sufrieron serios desperfectos cuando un hombre la emprendió contra el conjunto escultórico y provocó cuantiosos daños materiales en una de las figuras, que cayó al suelo. Otra de ellas resultó dañada en la parte de la cabeza.

Este individuo comenzó a zarandear una de las figuras, la del último toro que cierra la manada, que cayó al suelo con importantes daños en las patas y la cabeza y provocó que la escultura quedase totalmente destrozada.

El pasado miércoles los empleados de la brigada de obras se encargaron del desmontaje y traslado de las figuras a las instalaciones municipales.

El ayuntamiento ha informado en un comunicado que ha sido necesaria la retirada de dos toros y un corredor debido a los daños que presentaban tras este ataque. No obstante, el resto de los elementos fueron también retirados para dar cumplimiento a la sentencia de la sala de lo Contencioso Administrativo número 2 de Cáceres 258/2010 de que condenaba al ayuntamiento a retirar las estatuas, y a pagar una sanción de 6.000 euros, que ya fue abonada.

El ayuntamiento ya tiene prevista la ubicación definitiva del conjunto del encierro en la rotonda del río, junto al puente nuevo de Moraleja, en un lugar en el que ya se ha instalado la plataforma de hormigón sobre el que irá instalado el conjunto. Todo ello se llevará a cabo una vez que se proceda a la reparación de las estatuas.


Galería de imágenes