•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos UPA-Uce Extremadura ha anunciado que trabajará para que se mantenga un marco de regulación en el sector de tomate de industria en esta primera campaña donde entra en vigor por completo la nueva OCM que no contempla ayudas acopladas a la producción.

Según ha explicado el secretario general de UPA-Uce, Ignacio Huertas, durante su presencia en la Feria Internacional del Suroeste Ibérico (Agroexpo), esta será la primera campaña en la que habrá una absoluta desregulación porque no existe obligatoriedad de realizar contratos entre productores e industrias que regule la situación del sector.

Por tanto, UPA-Uce reclama la reparación del marco de interlocución entre el sector industrial y el sector productor para tener un contrato homologado ya que, de lo contrario, la liberalización total del sector conllevará pérdidas para los agricultores.

Anuncios
Anuncios

Este contrato homologado debe recoger, por una parte, la fijación de la fecha final de contratación, que no debería sobrepasar el 15 de febrero, con el fin de que los agricultores puedan planificar la siembra del cultivo. Por otra parte, debe recoger planteamientos de calidad de la producción, así como mecanismos de seguimiento y control.

En cuanto a los precios, desde UPA-UCE hacen un llamamiento a la industria para que pague unos precios que permitan a los productores, como mínimo, cubrir sus costes de producción. Unos costes que en el último año han subido en torno al 20%, sobre todo en lo que se refiere a los fertilizantes y el carburante.

Esta subida supone que a un agricultor le cuesta producir una hectárea de tomate en torno a 5.600 euros, lo que se traduce en unos costes de 80€/tn (la producción media es de 70 tn/ha). Por tanto, no pueden mantener este año los precios de la última campaña (entre 63 y 65€/tn), ya que estos son insuficientes para cubrir los costes de producción. De esta manera, los agricultores necesitan que la industria pague unos precios que aseguren su rentabilidad, es decir, que lleguen a los 80€/tn.

Y es, según ha recordado Ignacio Huertas, la industria debe tener en cuenta que este año se deben sentar las bases para que el cultivo del tomate se mantenga en Extremadura, dada la gran importancia social y económica que el mismo tiene en nuestra región.

Por otra parte, UPA-UCE también ha repasado la situación del sector hortofrutícola, otro de los que está representado en Agroexpo. En este ámbito, Huertas ha insistido en que el principal problema al que se enfrenta este sector sigue siendo el de los márgenes comerciales.

Para hacer frente a esta situación, exigen una mayor transparencia con respecto a la formación de los precios, porque el de la fruta es uno de los sectores donde los márgenes comerciales son más espectaculares. Por ello, desde UPA-UCE siguen reclamando que haya contratos colectivos con precios referenciados. Además, se deben seguir manteniendo e incrementando las políticas de investigación y desarrollo de nuevas variedades para dar cobertura a un sector como este que tiene un mercado muy cambiante con respecto a las producciones que demanda.


Galería de imágenes