•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La alcaldesa de Plasencia, Elia María Blanco, ha presentado en FITUR la propuesta "Plasencia. Patrimonio", una apuesta firme de seguir conquistando la economía de un turismo diferencial y sostenible basada en una amplia oferta patrimonial, natural, histórica y cultural que, en esta ocasión, se amplía con el anuncio de la apertura a las visitas turísticas del Palacio del Marqués de Mirabel, propiedad de la familia Falcó.

En el acto y según ha informado el Ayuntamiento de Plasencia en nota de prensa, han participado los marqueses de Griñón y Cubas, Carlos y Fernando Falcó, así como Sandra Falcó, Blanco ha resaltado que la capital del Jerte tiene cada año una cita obligada con FITUR.

Asimismo, la primera edil ha recordado que Plasencia cuenta en la actualidad con más de cuarenta recursos patrimoniales turísticos, al mismo tiempo que ha señalado que en los últimos años se ha rehabilitado un número importante de espacios, entre los que ha destacado la iglesia de La Magdalena, la Puerta de Coria, el conventual de San Francisco, la Bodega del siglo XV, la iglesia de San Lázaro, la Catedral o la Ronda Higuerillas.

"Todos ellos, ha dicho, incrementan exponencialmente nuestras enormes posibilidades de conquistar, junto con Trujillo y  Monfragüe, ligados al paisaje Mediterráneo, la declaración de Patrimonio de la Humanidad, una apuesta que comenzará a visualizarse a lo largo de este año ya que en la actualidad estamos a las puertas de entregar el expediente final".

Además, no ha querido dejar pasar la ocasión para recalcar que Plasencia es un destino diferente, donde la calidad de vida, la tranquilidad y la naturaleza son valores seguros. "Plasencia, dijo, marca tendencia en las grandes urbes que demandan tiempo para vivir, para disfrutar de la tranquilidad y de las cosas que nos hacen sentir bien. Y nuestra ciudad, subraya, está ligada a los grandes valores que hoy están en boga: los valores del medio rural, del respeto al medio ambiente, del consumo responsable".

"Sin duda, ha puntualizado, estar tan cerca de las maravillosas comarcas que nos envuelven, de un entorno natural conservado como el nuestro, nos ha hecho respetar aún más nuestra propia identidad y atesorar lo que hoy el turismo reclama y, esto, ha dicho, nos aporta la fortaleza suficiente para seguir abordando nuevo retos, de sumar turistas, empleo y más futuro".

El mejor ejemplo, dijo, es la presencia de los marqueses de Griñón y Cubas en esta mesa. "El hecho de poder trabajar en sintonía con el sector privado nos llena de orgullo. La búsqueda de estrategias conjuntas de cooperación marca nuestra agenda y gracias a esto hoy podemos hablar de la apertura del Palacio del Marques de Mirabel".

Para terminar, Blanco ha señalado que los estudios de mercado en la región evidencian la buena salud del turismo local, prueba de ello, ha remarcado, es la apertura en los próximos meses de otros dos espacios turísticos: el Palacio de Carvajal, convertido en un hotel de lujo con 30 habitaciones; y La Casa de las Dos Torres, que será un restaurante de primera categoría y oficinas.

"Esto, ha concluido, es la certeza de que Extremadura en general y Plasencia en particular es un enclave donde los empresarios del sector están invirtiendo y donde se han obtenido cifras positivas en una época difícil en la que se ha apostado por el turismo interior".

"Estoy convencida de que el turismo será uno de los sectores que tirará de la economía de Plasencia y el norte de Extremadura en los próximos meses, sustituyendo a aquellos que no van a volver a los niveles que tenían antes de la crisis económica".

Por su parte, los marqueses de Griñón y Cubas, Carlos y Fernando Falcó, respectivamente, han informado de los pormenores de la apertura al público el próximo mes de marzo del Palacio de Mirabel, una de las edificaciones civiles con más atractivo histórico-artístico de Plasencia.

El palacio, propiedad de la familia Falcó, fue construido por los que fueron Duques de Plasencia, Álvaro de Zúñiga e Isabel de Pimentel, en el siglo XV. Hasta la fecha, gracias a la generosidad de la propiedad y amabilidad de los guardeses, era posible visitar, de forma desordenada, algunos espacios, como el Patio Renancentista o la cocina del siglo XVI.

A partir de marzo, la familia Falcó pondrá a disposición de los visitantes un enclave único y hasta ahora desconocido. Su apertura permitirá recorrer estancias entre las que destacan el salón de Carlos V, un lugar emblemático dentro del Palacio que acoge en su interior el busto del Emperador Carlos V; la capilla, estancia dedicada a la oración y a la propiedad doméstica dentro del edificio; el pensil, sin duda una de las zonas más singulares y de mayor belleza; o la vieja portada medieval del primitivo palacio.

El propio Carlos Falcó ha explicado durante la presentación que se trata de un itinerario profesional con guías que ponen en marcha con la colaboración del Centro de Iniciativas Turísticas de Plasencia, "sin cuya implicación e impulso, ha destacado, la socialización de la apertura sería inviable".

También ha destacado el estimable respaldo del Ayuntamiento de Plasencia, "que nos facilita la promoción y la visibilidad del Palacio, al igual que la implicación de la empresa especializa L&P Travel y un equipo de personas anónimas que han trabajado y aún trabajan poniendo no sólo su ilusión, sino el esfuerzo de lograr abrir para todos uno de los lugares más hermosos de Plasencia y de Extremadura".

Durante su visita a Madrid, la alcaldesa de Plasencia y la concejala de Turismo, Raquel Puertas, encargada de pilotar esta cita turística, han estado arropadas por parte del equipo de Gobierno,  asociaciones, colectivos y por medio centenar de empresarios locales, quienes han aprovechado la jornada para promocionar sus productos turísticos en uno de los escaparates turísticos más importantes del mundo.