•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los vecinos del edificio ubicado en Avenida de Pureza Canelo y que hace esquina con la calle Pío XII de Moraleja acometerán una reforma integral de la fachada para evitar sustos como el que hace una semana originó el derrumbe de parte de una cornisa de unos ocho metros de largo.

La comunidad de vecinos del inmueble ha tomado esta decisión y de momento se ha solicitado un presupuesto a varios profesionales para arreglar los desperfectos que puedan tener los balcones y cornisas del edificio. Una semana después del derrumbe aún permanece la zona acordonada por un vallado instalado por la Policía Local y ya se han retirado todos los cascotes y ladrillos que cayeron al suelo desde la tercera planta.

Anuncios

El presidente de la comunidad de vecinos, Alfonso García, manifestó hace unos días en Radio Interior que un técnico realizaría un informe de lo sucedido para adoptar las medidas necesarias con el objetivo de que no haya que volver a lamentar daños de este tipo, que podrían haber ocasionado serios daños personales.

Anuncios

El derrumbe originó el martes pasado un gran susto a los viandantes y el estruendo alertó a los vecinos y a los ciudadanos que en ese momento pasaban por la calle sobre las 17.20 horas. Exactamente fue la cornisa del balcón de la tercera planta la que caía al asfalto. En ese preciso momento un coche estaba parado en el semáforo justo al lado y las dos ocupantes del turismo se llevaron un gran susto al pensar que el derrumbe de cascotes y ladrillos se les viniera encima.

Aunque no ha habido que lamentar ningún daño a ninguna persona de haberse producido este derrumbe en otra época del año podría haberse ocasionado una desgracia, ya que en la zona donde se han precipitado las piedras y ladrillos es donde se instala habitualmente la terraza del bar El Rincón de Manolo que está ubicado en los bajos del inmueble.


Galería de imágenes