La Guardia Civil ha imputado a un vecino de Talavera la Real de 33 años de edad como presunto autor de cometer cinco estafas a través de internet en las que podía haber obtenido unos 1.700 euros.

Según informa la Guardia Civil en una nota de prensa, la investigación comenzó el pasado mes de diciembre, cuando se tuvo conocimiento de que un vecino de Valencia había sido victima de una estafa a través de una página de internet que ofertaba artículos de telefonía móvil de segunda mano. Esta persona había denunciado que tras comprar artículos en la citada pagina y pagar contra reembolso, recibió un paquete con unos libros viejos en su interior.

Con el desarrollo de las investigaciones los agentes pudieron comprobar que el origen de la página y el destino de los pagos tenían una dirección en Badajoz, por lo que se pudo localizar e imputar en la localidad pacense de Talavera la Real al presunto autor de las estafas.

Anuncios
Anuncios

Además de la citada estafa, los agentes imputaron también a este hombre otras cuatro estafas perpetradas a en Madrid, Córdoba, Cádiz y Valladolid, quienes "se llevaron también la sorpresa al abrir los paquetes y hallar en su interior libros e incluso piedras". En dos de los casos la Autoridad Judicial pudo retener el pago contra reembolso, por lo que estas estafas se quedaron en grado de tentativa.

Las diligencias junto con la imputación son remitidas a los Juzgados de Instrucción de Badajoz.

CONSEJOS

Para evitar este tipo de estafas, la Guardia Civil recomienza comunicar con el vendedor o con el comprador para obtener la máxima información del producto o de su cliente, y guardar todas las conversaciones, ya que si finalmente "es victima de un fraude, estas ayudaran en la investigación". Explican que "el contacto telefónico es más fiable que los correos electrónicos y amplia el campo de la investigación".

Los datos que el comprador facilita para pagar con tarjeta de crédito "son suficientes para que otra persona los utilice fraudulentamente en otro comercio electrónico", y ha recordado que para evitarlo, algunas entidades bancarias ofrecen tarjetas de créditos virtuales que limitan el importe de compra evitando un posterior uso fraudulento.

Recomiendan además desconfiar "de precios ridículos, gangas o super ofertas que no ofrezcan garantías y estén fuera de la lógica comercial", ya que "nadie regala o pierde dinero al vender", explica. Finalmente, la Guardia Civil aconseja conservar todos los justificantes y resguardos hasta que reciba y verifique la mercancía.


Galería de imágenes