•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Ayuntamiento de Navalmoral de la Mata ha aprobado el presupuesto municipal de 2011, que asciende a 12.365.000 euros, con los 9 votos favorables del equipo de gobierno del PP y los 8 contrarios del Grupo Socialista y el Grupo Independiente por Navalmoral (GIPN).

El presupuesto aprobado se sitúa un 2,6 por ciento por debajo del presupuesto del ejercicio anterior y ha ido acompañado, como es habitual, de la aprobación de la plantilla de personal del ayuntamiento.

El portavoz del Grupo Popular, José Demófilo Pascual, ha señalado que "son los presupuestos de la incertidumbre, producto de una situación nacional sin precedentes" y ha añadido que se trata de unas cuentas "equilibradas y realistas a la vez que previsoras".

En este sentido, el equipo de gobierno ha hecho hincapié en que se ha buscado contener el gasto y apostar por la austeridad en la gestión para ser "capaces de afrontar las más adversas coyunturas" y para permitir una capacidad de maniobra al gobierno municipal resultante de las próximas elecciones municipales.

El presupuesto centra el 88 por ciento de su capítulo de gastos en los apartados de gastos de personal (5,8 millones de euros) y gastos corrientes (cerca de 5,1), fijando unas inversiones reales de 587.000 euros, de las que el 60 por ciento irá a parar a un proyecto que viene de lejos y que consiste en un campo de fútbol de césped artificial.

En el apartado de ingresos, casi 6 millones de euros procederán del capítulo de transferencias corrientes y unos 3,6 millones se obtendrán de impuestos directos.

El grupo socialista ha votado en contra de las cuentas municipales al considerarlas inadecuadas para las necesidades de Navalmoral de la Mata.

Su portavoz, Lino González, ha indicado que "cada vez es más difícil encontrar en los presupuestos dónde está la acción política" y ha añadido que descienden las partidas destinadas a Bienestar Social -mujer y ayuda a domicilio-, equipamiento escolar, actividades culturales, juventud o parques y jardines.

Además, los socialistas han criticado que el crecimiento del gasto de personal y de los gastos corrientes, unido a los ingresos del ayuntamiento, puedan poner en peligro el futuro financiero del consistorio, según reconoce el informe económico-financiero referido a los presupuestos aprobados.

Otro aspecto que ha criticado González es que para conseguir el equilibrio presupuestario el equipo de gobierno dependa del dinero que se ingrese en las arcas municipales del cambio de calificación urbanística que permitirá el proyecto Bioparque Navalmoral, cifrado en un millón de euros.

"Estos presupuestos no son los que necesita Navalmoral, no intentan contener el gasto y estarían desequilibrados si no fuera por el Bioparque", ha asegurado González.

Ante estas críticas, el grupo popular ha negado que no haya acción política en los presupuestos, ha asegurado que "hay mucha inversión disfrazada de gasto" y ha indicado que el propio informe económico-financiero relativo a los presupuestos fija que en estos se da una gran importancia a los servicios públicos básicos y a los servicios sociales.

El GIPN ha votado en contra de las cuentas moralas porque considera que "no existe en ellas creación de empleo, ni preocupación por los problemas sociales", según ha esgrimido su portavoz en el debate presupuestario, Agustín Carreño.