•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Audiencia Provincial de Cáceres ha confirmado la condena de inhabilitación del alcalde de Ceclavín, Pedro Martín González, de 8 años y 7 meses por conceder licencias de obras contrarias a las normas urbanísticas.

El dirigente local, que lleva al frente de la alcaldía de este municipio cacereño desde hace 15 años, durante casi cuatro legislaturas, tendrá que pagar además una multa de 3.420 euros.

Con esta sentencia de la Audiencia Provincial de Cáceres, González no podrá eludir la condena que le impuso el pasado verano el Juzgado de lo Penal número 1 de Cáceres que le declaró autor responsable de un delito contra la ordenación del territorio.

Anuncios
Anuncios

Tras la condena impuesta por el Juzgado de lo Penal, el dirigente local recurrió dicho fallo ante la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Cáceres, que ha desestimando su recurso y ha confirmado la condena del Juzgado de lo Penal, ante la que ya no tiene cabida recurso.

Los hechos por los que el alcalde de Ceclavín ha sido condenado, según recoge la sentencia, es por la concesión, entre mayo del 2006 y abril del 2007, de cuatro licencias de obras "manifiestamente contrarias a las normas urbanísticas", cuando la falta de legalidad "era plenamente conocida".

El pasado mes de julio, el Ministerio Fiscal había pedido una condena de dos años de prisión y diez años de inhabilitación especial para empleo o cargo público. No obstante, el juzgado de lo Penal consideró que el asunto afectaba a cuatro expedientes concretos según el juez no eran "demasiados en atención al total de los que pueden tramitarse en una corporación" y por ello se se le impuso una pena menor que la de prisión solicitada por el fiscal.

En verano, Pedro Martín González rehusó realizar declaraciones públicas a la espera de conocer el recurso interpuesto en la Audiencia Provincial aunque el alcalde solicitó la baja voluntaria en el PSOE.

Según informó la Oficina de Prensa del PSOE Provincial de Cáceres, en un escrito dirigido al partido González expresaba estar "convencido" de su inocencia y con su deseo de no perjudicar la imagen y la reputación "de un partido cargado de hombres y mujeres justos y honrados con 130 años de historia, como es el PSOE, y es mi intención demostrar mi inocencia y honestidad y en esta tarea quiero mantenerme al margen del PSOE, por lo que solicito mi baja voluntaria en el partido", explicaba el edil en su escrito.

Los problemas con la justicia de Pedro Martín González también originaban hace algunas semana revuelo político en su localidad cuando la dirección provincial del PP expulsó del partido al que fuese concejal de esta formación política en Ceclavín, Juan Ignacio Hinojal. Según manifestó entonces el presidente del PP provincial de Cáceres, Laureano León, el PP no podía prestar su apoyo a un alcalde condenado.

León aseguró que el partido le había solicitado al concejal Hinojal que retirase su apoyo al alcalde Pedro Martín González y ante la negativa del edil, se vieron obligados a separar a Hinojal del partido, aunque ha continuado como concejal en el ayuntamiento pasando a formar parte del grupo mixto.

Laureano León indicó el pasado mes de octubre que es preferible no tener representación en un municipio a tenerla y que se apoye a un alcalde "condenado con sentencia firme", a la vez que no admite que el PSOE mantenga en sus cargos "a los alcaldes condenados como es el caso del Ceclavín y el de Casares de Hurdes".


Galería de imágenes