Trece monjas de clausura del convento de Dios Padre de Coria están elaborando en las últimas semanas cientos de dulces navideños que están vendiendo por todo el mundo y para los que están utilizando 100 litros de aceite de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Gata-Hurdes, una cantidad que ha sido gentilmente regalada por este sello de calidad.

Según la abadesa de este convento, Sor Inés, son varios los dulces que en las últimas fechas se preparan, como es el caso magdalenas, mantecados o perrunillas.

Se trata de una acción que estas monjas llevan realizando durante años, ya que es algo que pasa de generación en generación. Mantiene la abadesa que con el aceite de la DOP Gata-Hurdes, los dulces de este año tienen una mayor presencia, por lo que asegura que se nota la calidad de un producto de primera fila.

Anuncios
Anuncios

Explica Sor Inés que son múltiples las formas en las que los vecinos pueden adquirir estos dulces, que suelen viajar por todo el mundo. Los vecinos pueden adquirir estos productos artesanales no solo en las instalaciones del convento, ya que también pueden ser enviados a los domicilios


Galería de imágenes