•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Día de la Iglesia Diocesana, que se celebra el domingo 14 de noviembre, incidirá este año sobre la situación de las comunidades diocesanas y "sobre lo que cada uno puede hacer por su comunidad concreta". La campaña que se realizará va enfocada a concienciar a los fieles sobre la necesidad de colaborar en el sostenimiento de la propia Iglesia Diocesana a la que pertenecen.

Por ello el vicario de Asuntos Económicos de la Diócesis Coria-Cáceres, Ceferino de las Heras, ha recordado este viernes que "la finalidad principal es dar a conocer las distintas actividades de la Iglesia y también las necesidades que hay en la misma".

Anuncios

Así ha destacado la "gran labor social" que la Iglesia Diocesana lleva a cabo, entre ellas "las ocho residencias de ancianos donde se acogen a más de 400 personas, que pertenecen en su mayoría a un estrato social y económico bajo" o el Proyecto Hombre para atención a toxicómanos.

Anuncios

Todos estos datos se han puesto de manifiesto en la rueda de prensa en la que han participado además del vicario de Asuntos Económicos; el obispo de Coria-Cáceres, Francisco Cerro; Ginés Rubio Lacoba, miembro de la administración diocesana, y Jesús Moreno Ramos, vicario de Pastoral Social.

BALANCE ECONÓMICO

Por su parte y según informa el Obispado en nota de prensa, Rubio ha informado sobre el balance económico del ejercicio 2009 en el que se hace constar que la Diócesis de Coria-Cáceres "tuvo la necesidad de financiar 65.357,74 euros".

   "Es un déficit que no quiere decir que las arcas del Obispado estén en números rojos, sino que se ha cubierto con los recursos propios y con los remanentes diocesanos que hay", ha añadido Rubio.

   "Sí creemos que los déficit que se están arrojando son siempre en beneficio de todos los diocesanos. Hay determinadas situaciones muy graves en los últimos años, generadas por la crisis que estamos pasando, pero los primeros que tenemos que estar ahí somos nosotros, aún generando déficit", subraya.

   Rubio Lacoba ha asegurado también que "ha habido un descenso en las aportaciones de los fieles derivado de la situación económica actual, pero más a nivel parroquial", porque "lo que son las cuotas diocesanas y parroquiales se están manteniendo y en algunos casos incluso incrementando".

   Por esta razón Ginés Rubio insiste en que "las cuotas periódicas es el mejor apoyo que los fieles católicos y no católicos, que también colaboran, pueden realizar a la Iglesia".

   Según recoge la nota la Diócesis está realizando un esfuerzo para contener el gasto en el mantenimiento de todo su patrimonio inmobiliario, como templos, edificios históricos, centros y casas parroquiales, "teniendo en cuenta el esfuerzo económico que ello supone en vistas a ofrecer siempre un mejor servicio a la pastoral y trabajo de los fieles".

   No obstante, ha señalado por último que "la asignación tributaria ha subido ya que también ha subido el porcentaje de equis marcadas en las declaraciones de la renta."

   Finalmente el vicario de Pastoral Social y delegado de Cáritas Diocesana, Jesús Moreno, ha resaltado que "la crisis está descubriendo el valor de la solidaridad ya que ésta ha crecido".

 


Galería de imágenes