•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Unión de Guardias Civiles (UniónGC) va a iniciar un estudio para acometer una posible reestructuración del despliegue de dicho cuerpo en Extremadura, que conllevaría la ampliación en unos 1.000 el número de efectivos actuales en la comunidad.

   En concreto, el vicesecretario general de UniónGC, Ramón Rodríguez Prendes, ha considerado que con el despliegue actual de 89 cuarteles en la provincia de Badajoz serían "necesarios" más de 600 guardias civiles "para potenciar las plantillas actuales", lo que elevaría a unos 2.000 los efectivos totales.

   Asimismo, ha reclamado unos 400 efectivos más para la provincia de Cáceres –donde hay 73 cuarteles–, lo que elevaría a unos 1.600 los guardias civiles totales.

   La reestructuración que propone UniónGC pasa, según ha explicado Rodríguez, por "cerrar" instalaciones (cuarteles) y "concentrar" plantillas en unidades "más grandes", de tal manera que en cada unidad resultante de esa reducción "no haya menos de 30 agentes y el cuartel de la Guardia Civil permanezca abierto las 24 horas del día".

   Asimismo, ha reclamado como plan de despliegue para toda España la articulación de "unidades amplias de plantilla para dar una cobertura de servicio al ciudadano durante las 24 horas del día con un mínimo de dos patrullas por turno".

   En rueda de prensa en Mérida para informar sobre la situación de la Guardia Civil en Extremadura y España, Rodríguez ha criticado también el "penoso estado" de algunos cuarteles en la comunidad, entre los que ha citado los de Talavera la Real, La Albuera, Brozas, Torremocha o Alía.


Galería de imágenes