•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un Policía Local de Plasencia resulta herido tras detener a un hombre que había provocado varios altercados violentos. Los agentes se vieron obligados a intervenir ayer martes, hacia las 22.40 horas, en un altercado provocado por un hombre, de 31 años y de nacionalidad rumana. El resultado ha sido un agente herido tras propinarle varias patadas y puñetazos.

Según se refleja en el parte policial, los hechos ocurrieron en la calle Tornavacas mientras el Servicio de Urgencia del 112 atendía a este individuo que manifestaba claros síntomas de violencia.

En esos momentos, dos agentes de la Policía Local acuden al lugar de los hechos después de recibir una llamada por parte de los miembros del servicio de urgencia alertando de lo que estaba ocurriendo. Al mismo tiempo, solicitaron protección policial.

La patrulla policial pudo comprobar in situ cómo el hombre había propinado patadas y puñetazos a varios vehículos aparcados en esta zona. Además, y según confirmaron en el momento, varios miembros del equipo técnico del 112 habían sido agredidos por esta persona.

Por este motivo, los agentes proceden a su inmediata detención. Es ese momento cuando el individuo se pone aún más agresivo. A pesar de ello y tras varios forcejeos, consiguen meterle en el vehículo policial al objeto de trasladarle a la comisaría.

Ya en el coche comienza a dar patadas y se golpea a sí mismo de forma continúa con la cabeza. Al llegar a la comisaría es cuando arremete contra los agentes puesto que no quería salir del vehículo policial.

Como consecuencia de las continuas agresiones, uno de los agentes resulta herido tras recibir un fuerte golpe en la espalda entre patadas y puñetazos. Tuvo que ser atendido por los servicios sanitarios. Una vez en comisaría, el individuo en cuestión se golpeó la cabeza contra la pared intentando autolesionarse.


Galería de imágenes