•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La alcaldesa de Moraleja, Teresa Roca, cobrará un total de más de 33.600 euros anuales en 14 pagas en lugar de los 37.000 fijados en la sesión plenaria del pasado día 3 de septiembre al no tener el consistorio que abonar los trienios. Así se decidió en la jornada de ayer en el segundo pleno ordinario correspondiente al mes de septiembre y que contenía 13 puntos en el orden del día.

Es la retribución que recibirá la alcaldesa por la dedicación exclusiva al Ayuntamiento de Moraleja. Roca descarga así al ayuntamiento del cobro de los trienios para cobrarlos mediante la Dirección Provincial de Educación.

Anuncios

En este sentido, el concejal del Partido Popular, Carlos Lomo, criticó que por qué ahora no cobra los trienios cuando en los cuatro años anteriores en los que Roca estuvo como alcaldesa los cobró. Aseguró que, aunque no lo sabe a ciencia cierta, en el caso de que los hubiera cobrado debería devolver a la arcas municipales un total de 12.000 euros en el caso de que quiesiera cobrar exclusivamente el sueldo de su nómina. Asegura, además, que el equipo de Gobierno ha ocultado información al no incluir uno de los informes al respecto sobre la posibilidad de que Roca votara este asunto en el orden del día.

Anuncios

Asegura Roca que el informe elaborado por la secretaria en el que se reconoce a Roca su derecho a votar este punto no es preceptivo, ya que es una respuesta a una demanda de la anterior sesión.

El pleno aprobó también con el apoyo de todos los grupos políticos una operación de tesorería de 800.000 euros con la entidad Caja Duero. Según defendió el grupo popular, el sentido del voto a favor atiende a la enorme necesidad debido a una mala gestión que viene de lejos, refiriéndose a la anterior etapa del PSOE al frente del Gobierno local.

Otro de los puntos en el que se llegó a un acuerdo entre todos los grupos políticos fue la decisión de solicitar a la empresa encargada de la gestión del agua en Moraleja un informe completo para conocer todos los detalles al respecto de las deficiencias de suministro de agua en diversas zonas del municipio, como es el caso de los barrios de San Cristóbal, La Cañada, Mirasierra y avenida Pureza Canelo.

Como medida social, el pleno eliminó la tasa de examen para todos aquellos individuos que quieran optar a un trabajo temporal en el Ayuntamiento y que acrediten estar al menos un mes anterior a la fecha del examen en paro.

Sobre este asunto, el concejal de la oposición, Pedro Caselles, indicó que el anterior equipo de Gobierno ya tomó medidas al respecto reduciendo al 50% (9 euros) el precio por la tasa de examen con el asesoramiento de técnicos municipales. Critica, pues, que con la nueva medida, el Ayuntamiento de Moraleja perderá una gran fuente de ingresos debido a la cantidad de parados que buscan un empleo "de los muchos que han destrozado los Gobiernos central y regional". No obstante, el grupo popular votó a favor de esta modificación.

El concejal Felipe Mayoral, en representación de los concejales del grupo socialista, presentó una moción de urgencia para instar a la alcaldesa de Moraleja a a que inicie los procedimientos oportunos sobre un incumplimiento de un acuerdo de plenario de septiembre de 2006 en el que se instaba a la entonces alcaldesa Concepción González, a emprender las acciones judiciales pertinentes con el fin de cobrar los daños producidos en la dehesa de este municipio por el arriendo de la misma a un particular, concretamente de Juan María Sánchez Jiménez, así como la deuda que esta persona mantenía con el ayuntamiento en concepto de gasto de electricidad, lo que supone un total de más de 68.000 euros. De ellos, este particular, sostiene Mayoral tan sólo pagó 11.000 euros, por lo que adeuda 57.000 al consistorio. Mayoral criticó que, posiblemente, la entonces alcaldesa "y sin facultad para ello" perdonó la deuda de más de 48.000 euros  en septiembre de 2007. Critica que fue tras llegar a un acuerdo con esta persona, que abonó al Ayuntamiento otros 9.000 euros de forma personal para zanjar así el proceso judicial que estaba en tramitación. Fue en ese momento cuando la popular Concepción González, a quien no se le permitió el uso de la palabra para defender lo que ella consideraba una injuria, fue expulsada de la sala tras llamadas de atención seguridad.

El PP votó en contra de esta moción al entender que e trata de una sentencia juzgada y archivada.

El pleno también aprobó una moción de urgencia presentada por el concejal independiente, David Pérez Chaparro, para instar a la alcaldesa a que depure responsabilidades en el "irregular" proceso de sustitución del ex-concejal Ángel González Cava.

 Al respecto, el concejal del PP Carlos Lomo, aseguró que acta de concejal aún está en el aire ya que hay un recurso de casación admitido, por lo que hay que proceder a una unificación de doctrina y habrá que esperar a que finalice este litigio.

Por otra parte, el concejal Pedro Caselles rogó a la alcaldesa que deje de defender los intereses partidistas de los gobernantes del PSOE en la Mancomunidad de Sierra de Gata y que defienda los intereses de Moraleja, a lo que Roca contestó que los intereses para los moralejanos están con la vuelta del ayuntamiento a esta institución


Galería de imágenes