•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Desde que el Centro 112 recibe una demanda de malos tratos en el entorno familiar hasta que se activan todos los recursos para dar respuesta al incidente, transcurre un periodo inferior a los cuatro minutos y medio. Con este pequeño espacio de tiempo se demuestra que se está dando una respuesta eficaz al ciudadano que requiere de los Servicios de Urgencia y Emergencia de la Comunidad de Extremadura.

En este tipo de incidentes la atención especializada es fundamental para dar una respuesta adecuada, ya que, en la mayoría, la persona que realiza la demanda presenta un estado de estrés elevado debido a la situación que está viviendo, suele estar bajo coacción, tiene miedo y una gran presión psicológica. Por ello, el 112 establece un protocolo especial para este tipo de incidentes.

La respuesta ante un caso de malos tratos es múltiple, desde movilización de recursos, hasta asesoramiento legal, psicológico y médico, y en todos los casos el centro alerta a diferentes recursos complementarios de la Junta de Extremadura.

Anuncios
Anuncios

En primer lugar, cuando la llamada es recibida en el Centro 112, el operador de la demanda realiza un interrogatorio en que se obtienen los datos concernientes a "quién llama, qué está ocurriendo, y dónde está ocurriendo". A continuación esta información sirve para tipificar y clasificar la llamada y, según lo que establece el protocolo, comunicar la respuesta del Centro al alertante procediendo al cierre y despedida de la llamada o a la transferencia de la misma.

De los datos de este primer interrogatorio se desprende qué tipo de actuación se llevará a cabo a continuación. Lo primero es determinar si se trata de un incidente de malos tratos en curso o no en curso, es decir, si se está o no produciendo el maltrato en el momento de la llamada. A continuación es prioritario conocer si existen heridos y, si los hay, además de activar el recurso de seguridad pública (Cuerpo Nacional de Policía, Guardia civil o Policía local), se activan también recursos sanitarios y se pasa la llamada al técnico sectorial de Sanidad para realizar la teleasistencia.

En todos los casos, en función del afectado, se alertan los diferentes recursos complementarios, dependientes de la Consejería de Bienestar social y se realiza un seguimiento por parte de todos los sectores implicados del incidente.

La llamada se cierra en el momento que todos y cada uno de los recursos activados vuelve a estar operativo, asegurándose de que la persona que ha demandado asistencia ha sido atendida de forma eficaz.

Se recuerda a todos los ciudadanos que también pueden utilizar el servicio del teléfono 016 para alertar de casos de violencia de género o en el entorno familiar.

Ambos servicios están disponibles gratuitamente las 24 horas del día, todos los días del año.


Galería de imágenes