•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Saúl Jiménez Fortes, novillero andaluz afincado en Salamanca, resultó herido con pronóstico reservado tras resbalar al entrar a matar el quinto de la tarde en la novillada celebrada en la plaza de Toros de Moraleja con motivo de las fiestas de San Buenaventura.

 El novillero, de 20 años, presenta una cornada en el muslo derecho con trayectoria ascendente de siete centímetros, descendente de cinco e interna de doce que rompe vasto interno y contusiona femoral superficial, según el primer parte médico al que ha tenido acceso Radio Interior. Jiménez Forte tuvo que ser evacuado en ambulancia al Hospital Ciudad de Coria después de que se le practicara una primera intervención de urgencia en el quirófano móvil situado a escasos metros de la plaza de Moraleja y al que se acercaron numerosos aficionados que intentaron animar al joven a gritos de torero, torero.

Anuncios

Los hechos ocurrieron justo en el momento en el que el diestro se disponía a matar a Madrugador, un novillo negro de la ganadería de Victorino Martín marcado con el número 57. Ya en la lidia, Forte fue desarmado por el animal y pinchó en el primer intento de dar muerte al toro. Tras la coijda, el público se volcó con el novillero y pidió enérgicamente la oreja para el andaluz, un trofeo que finalmente fue concedido por el presidente.

Anuncios

 


Galería de imágenes