•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La ciudad de Plasencia reunió en la tarde-noche de ayer a las cabezas visibles del Pacto Social y Político de reformas para Extremadura, al unir en su presentación a los representantes de las fuerzas sociales, empresariales y políticas firmantes, quienes expusieron sus puntos de vista sobre el mismo, en un acto organizado por el PSOE Provincial de Cáceres, en el que la secretaria local socialista y alcaldesa de la ciudad, Elia María Blanco, hizo de anfitriona, y que extendió su bienvenida a representantes socialistas y del ayuntamiento de Béjar que se encontraban en la ciudad, según informa la Oficina de Prensa del PSOE Provincial de Cáceres.

         El secretario provincial del PSOE, Juan Ramón Ferreira, subrayó en su intervención que la importancia del acuerdo es "seguir realizando la política del día a día sin perder de vista las líneas estratégicas de futuro" y significó que el reto "es consolidar lo realizado en el tiempo, adaptando el marco del modelo económico al modelo social", en una labor en la que se necesita a toda la sociedad extremeña "para ir desarrollando la región sin dejar a nadie para atrás".

         La consejera de Igualdad y Empleo de la Junta de Extremadura, Pilar Lucio,  manifestó que la columna vertebral del Pacto radica en la definición del modelo productivo extremeño, tanto en los sectores emergentes como tradicionales, "que permitirán hacer unas políticas de empleo sabiendo los sectores de futuro". Apeló a "vender Extremadura como producto" y se refirió a las leyes que contempla propias de su departamento, como la de Rentas Mínimas, la de responsabilidad social de las empresas y la ley de ordenación de las políticas de empleo. "El itinerario está claro: llevarlo adelante supone la certeza de a dónde ir", concluyó.   

         Para el representante de la Confederación Regional de Empresarios de Extremadura (CREEX) y presidente de la Cámara de Comercio de Cáceres, José Jarones,  "el Pacto es la iniciativa más trascendente de la legislatura junto al Estatuto, porque define un marco de acciones para el cambio productivo que se necesita". Se refirió a las líneas que implica para el sector empresarial y terminó diciendo que "la CREEX ambiciona una Extremadura más dinámica y emprendedora, en la que el Pacto es la hoja de ruta para lograrlo, y el momento de los esfuerzos conjuntos".

         Julián Carretero, secretario regional de CC OO, comenzó señalando que "la foto de la mesa subsume el espíritu del Pacto, que es posible más allá de contenidos y estrategias" y se refirió a la "·iniciativa valiente del Presidente al interrelacionar intereses contrapuestos, en un encaje de bolillos que mira hacia adentro y hacia afuera", y relacionó la cuestiones que, a su juicio, habría que abordar para llevar a cabo los cambios estructurales, y se refirió, finalmente, a "los intangibles del Pacto", que definió con un cambio de actitud.

         Por último, el secretario regional de UGT, Francisco Capilla, destacó la singularidad de que haya sido el primer Pacto de estas características firmado en España; lo definió como "una clara vocación de futuro", cuyos objetivos principales son la reactivación económica y el nuevo modelo económico, en la que han de empujar todos, y lamentó que en España no se llegara a un pacto de Estado como el firmado en Extremadura.


Galería de imágenes