•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El PSOE Provincial de Cáceres, ante las noticias sobre las pretensiones de la empresa Cetarsa, que plantea un ERE, que supondría el despido de 120 trabajadores de sus centros en Extremadura y el cierre del centro de Coria, manifiesta que siempre "ha defendido la continuidad del tabaco en Extremadura y ha peleado y trabajado por su continuidad más allá del 2013".

Según informa la Oficina de Prensa del PSOE Provincial de Cáceres, "dicho mantenimiento ha pasado por el aumento del precio a pagar a los cultivadores, como se ha puesto de manifiesto este año por la empresa Cetarsa, pagando el doble que el año pasado", puesto que "no ha quedado otra alternativa, dada la situación en la que el Gobierno del PP dejó las negociaciones de la OCM del tabaco en 2004".

Para el PSOE Provincial de Cáceres, "la empresa Cetarsa es fundamental para los intereses del tabaco extremeño y para garantizar su futuro y el de los casi 3.000 afectados directos, por lo que no entiende el oportunismo carroñero del PP extremeño y el de su presidente, Monago, ante la noticia aparecida".

El PSOE Provincial de Cáceres recuerda que "fue el PP, el que en 2002, hizo una reajuste salvaje, despidiendo a casi 500 trabajadores con el único objetivo que el de privatizar Cetarsa", hecho sobre el que al día de hoy no ha dado explicación alguna.

Añade la nota que "el PSOE Provincial se mantendrá vigilante a cualquier movimiento que se produzca en este asunto y, en todo caso, exigirá a Cetarsa que no lleve a efecto ningún ajuste que no sea con el acuerdo con los sindicatos representativos en la empresa, siempre que suponga el mínimo coste social".

Finalmente, el PSOE cacereño planteará a la SEPI que ponga sobre la mesa una alternativa industrial para Coria, que acabe con la agonía de los trabajadores fijos discontinuos del centro que Cetarsa mantenía en la ciudad.