•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En el marco de los controles rutinarios de alcoholemia y documentación establecidos durante el fin de semana, la policía local de Plasencia llevó a cabo varias intervenciones.

En uno de los controles situados en la Calle Federico García Lorca, y concretamente, a las 00,45 horas de la madrugada del sábado, los agentes detectaron a un vehículo de color negro, que se dirigía hacia el control y frenó bruscamente. En ese mismo instante, comenzó a circular marcha atrás para eludir el control, todo ello, y según el parte policial, a gran velocidad.

Una patrulla de la policía local inicia la persecución de este vehículo por las calles Miguel de Unamuno, Dolores Ibarruri, hasta llegar al barrio de La Esperanza. Durante este recorrido, el conductor no respetó ningún tipo de señal ni límites de velocidad. En este punto,  siguió la trayectoria por la calle José Echegaray, posteriormente entró en la vía Severo Ochoa y en la calle Gabriel Miró, frenó bruscamente abandonando el vehículo en mitad de la calzada y se dio a la fuga.

Los agentes consiguieron detenerle en este último tramo. Se le identifica como R.B.S. natural de Plasencia, de 39 años. Cuenta con múltiples antecedentes policiales por varios asuntos.

El vehículo es un Ford Fiesta CC-6770-K. Fue inmovilizado y trasladado a la finca de Capote donde quedó depositado.


Galería de imágenes