•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

UGT denuncia que tras la liberación de los servicios postales, que será total a partir de 2011, se están dando, por parte de operadores privados, una prestación del servicio deficiente y de baja calidad, comprobándose en algún caso el uso fraudulento de la imagen corporativa de Correos en el franqueo pagado.

UGT ha recogido varias denuncias sobre la entrega de cartas por parte de operadores privados, sin depositar en los buzones domiciliarios, tirándolas literalmente por debajo de la puerta del portal, o dejándolas encima de los casilleros, pérdidas y devoluciones improcedentes de envíos, violación de correspondencia, etc.

La situación, motivada sin duda, por las soluciones laborales precarias en las que los operadores privados desarrollan su actividad y la falta o inadecuada formación hacia sus empleados o trabajadores autónomos, por parte de los mismos, está salpicando la imagen del cartero de Correos, ya que los ciudadanos generalmente creen que el mal servicio es ofrecido por Correos y exponen sus continuas quejas en la Jefatura de Reparto de Correos de Cáceres y en la ventanilla de reclamaciones de la Oficina Principal. Además, los carteros sufren personalmente y a diario las quejas ciudadanas, que en algunos casos llegan a ser tensas e irrespetuosas contra el propio empleado, cuando en realidad la entrega irregular no es culpa suya.

UGT quiere alertar a la ciudadanía de que antes de realizar cualquier reclamación, o cuando se encuentren con la deficiente entrega de sus cartas y envíos, compruebe que éstos han sido depositados por un cartero de Correos y no por otro operador privado. UGT, además, quiere tranquilizar a los usuarios y clientes del correo público, sobre el servicio que prestan los profesionales de Correos, cuyos controles de calidad en la entrega, ofrecen generalmente valores impecables.


Galería de imágenes