•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El PSOE de Serrejón ha desmentido las acusaciones realizadas por la alcaldesa de la localidad, Melisa Campos, del PP, a quienes acusó de "falta de respeto" durante el pleno celebrado el pasado día 29 de enero,  y en el que expulsó al edil socialista Gustavo Gil.

Según informa el PSOE Provincial de Cáceres en nota informativa, en ningún momento el citado edil adoptó "actitud chulesca alguna. Al contrario, el intercambio de palabras entre la alcaldesa y él fue debido a las insinuaciones y provocaciones ofensivas que la primera profirió a los ediles socialistas".

El concejal socialista Gustavo Gil ha reconocido que no debió realizar dicho gesto, "algo comprensible", añade la nota, teniendo en cuenta la situación generada a lo largo del último año, "en el que el grupo socialista viene soportando la constante vulneración de sus derechos", como verse privados de intervenir en los plenos o dilatar durante largos periodos el acceso a la información solicitada, "actitud y comportamientos reprobables y antidemocráticos llevados a cabo por la alcaldesa".

Por otro lado, según manifiesta la portavoz socialista, Nélida Martín, sus compañeros de grupo mantuvieron una actitud de respeto hacia la alcaldesa y el grupo de gobierno, "por lo que es totalmente incierto que se insultara o se llevaran a cabo manifestaciones o comportamientos llenos de rabia".

Las concejalas del grupo socialista Nélida Martín Hernández  y Verónica Martín Sánchez, tras ser expulsado su compañero, decidieron abandonar la sesión, acompañadas por la gran mayoría de los vecinos asistentes al pleno.

Los socialistas de Serrejón manifiestan que "lo único que perseguimos es la defensa de los intereses de nuestros vecinos ante la irresponsable y dantesca gestión de la alcalde y su equipo de gobierno" y apelan a los dirigentes del PP a asistir a algún pleno "para presenciar el lamentable espectáculo ofrecido por su alcaldesa".


Galería de imágenes