•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Dirección General del Medio Natural ha hecho llegar a la empresa Ibereólica Solar las medidas compensatorias que deben poner en marcha en el término municipal de Moraleja para desarrollar el proyecto de la futura planta de energías renovables que plantean. Las medidas incluyen la mejora del hábitat de alimentación y reproducción de especies esteparias en unas 25 hectáreas en el entorno de la planta, para ello se debe poner en marcha cultivos de cereal de secano y pastizales a largo plazo, sin transformación a sistemas de regadío, la siembra de leguminosas para su aprovechamiento invernal por la avifauna, en unas ocho hectáreas en parcelas dispersas dentro de la zona de compensación ecológica, la exclusión al pastoreo y labores agrícolas hasta la finalización del periodo sensible de las especies esteparias de la zona de compensación ecológica, o la exclusión de actividades cinegéticas en la zona de compensación ecológica, además de la creación de nuevos puntos de agua y mantenimiento de los existentes, como la charca existente en la parcela 124.

Jaime Vilella, concejal del Ayuntamiento de Moraleja valoró satisfactoriamente la publicación de dichas medidas y destacó algunas de estas condiciones del ejecutivo extremeño.

Para la reducción de la mortalidad de aves por colisión, se identificarán los tramos de líneas con mayor nivel de incidencia potencial sobre la avifauna en la zona de actuación y su entorno, se pondrán en marcha la señalización con medidas anticolisión de los tramos identificados como peligrosos y para la reducción de la mortalidad de aves por electrocución se deberá elaborar una propuesta de corrección de los tendidos con mayor grado de incidencia actual o potencial sobre las especies de aves presentes y se instalarán las medidas protectoras antielectrocución en los apoyos seleccionados.

Vilella recordó que la empresa ya había manifestado previamente su intención de asumir todos estos condicionantes del Ejecutivo regional.

Según el documento de Medio Ambiente, el área de compensación ecológica debería estar consensuada antes del inicio de la fase de construcción con la Dirección General del Medio Natural y la implementación de las medidas se llevará a cabo durante toda la vida útil de la planta, a excepción de la creación de puntos de agua y las medidas puntuales relativas a la reducción de la mortandad de aves en líneas eléctricas (identificación de tendidos peligrosos e instalación de medidas correctoras), que únicamente deberán llevarse a cabo una vez a lo largo de la fase de explotación de la actividad.

Desde el consistorio moralejano recuerdan que ahora se deberán poner en marcha nuevos trámites para conseguir la autorización de la planta en la dehesa boyal de Moraleja aunque ahora dependerá de la decisión de las distintas administraciones.


Galería de imágenes