•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El secretario general de CCOO de Extremadura, Julián Carretero, señaló que las cajas de ahorro de la región –Caja de Badajoz y Caja de Extremadura– "no pueden esperar más del primer trimestre" para pronunciarse sobre la fusión de ambas entidades y dar una respuesta "efectiva" a las necesidades de la sociedad y del tejido productivo extremeño.

Carretero defendió que 2010 tiene que ser el año en el que se "despeje finalmente, de una vez por todas, cuál va a ser el papel" del sector financiero en Extremadura, en concreto de las cajas de ahorro de la región, ya sea la "fusión propia y después buscar alianzas estratégicas en otro sentido" o "a la inversa", indicó.

   "Pero lo que sí es verdad es que las cajas no pueden esperar más del primer trimestre para dar un paso" para trasladar a la sociedad extremeña lo que esta le exige y dar "una respuesta efectiva a lo que necesita el tejido productivo en Extremadura, las necesidades de superación de la crisis", señaló el líder sindical en rueda de prensa en Mérida para hablar sobre las perspectivas socioeconómicas de CCOO para 2010.

Anuncios
Anuncios

   En este sentido, consideró "tremendamente importante" que haya un "pronunciamiento claro de ambas cajas en la dirección que lógicamente la Asamblea de Extremadura exigió", dijo Carretero en alusión al documento que los grupos parlamentarios PSOE y PP aprobaron en su día en la cámara regional "favorable a la fusión de las dos cajas de ahorro de la región.

   Para el secretario general de CCOO de Extremadura es "necesario" que las dos entidades financieras de la región "pongan encima de la mesa cuál es su planteamiento", que apuntó que "deberá pasar bien por entrar en un proceso de fusión propio", bien "quedarse como están", o "iniciar una serie de planteamientos de alianzas estratégicas a otros niveles, con otras entidades".

"SEGUNDO ESTRANGULAMIENTO" DEL CRÉDITO

   Carretero apuntó además que "uno de los problemas fundamentales" que puede darse en 2010 es "un segundo estrangulamiento del crédito" en el país ya sea "por el incremento de la morosidad" o porque "cumplen muchísimos de los créditos que las propias entidades financieras tienen que pagar" después de que en su día los solicitaran en los mercados internacionales.

   "Por tanto es necesario que se aclare esa situación y que se marque una clara hoja de ruta en Extremadura en ese sentido", apostilló el líder sindical.

   Por otra parte, tras ser preguntado por la posible pérdida de puestos de trabajo que podría conllevar la fusión de las cajas extremeñas, Carretero afirmó que la experiencia "demuestra" que "no es posible ninguna fusión" de entidades financieras si no hay previamente un acuerdo laboral. "Y también la experiencia nos dice que en España no se ha frustrado ninguna fusión de entidad financiera porque no haya habido acuerdo laboral", concluyó.


Galería de imágenes