•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los concejales del Partido Socialista en el Ayuntamiento de Moraleja han abandonado este mediodía el pleno ordinario de la corporación municipal del mes de enero. Justo antes de dar comienzo la sesión, el concejal de Ipex, Jaime Vilella, tomó la palabra acogiéndose a una cuestión de orden para responder a los concejales socialistas sobre las acusaciones vertidas sobre su persona y defender su acta de concejal, a lo que los concejales de la oposición respondieron abandonando la sala nada más tomar la palabra el edil de Ipex y asegurando que Vilella no tiene sitio en los plenos del ayuntamiento.

En su comunicado, Vilella acusó a los socialistas de Moraleja de confundir y desinformar, asegurando también que los concejales encabezados por Teresa Roca se han metido en un lío "del que no saben cómo salir". Vilella exhibió también la documentación remitida por la Junta Electoral Central que acredita su acta de concejal, a la vez que pidió la dimisión de los actuales concejales socialistas con el objetivo de que dejen paso a otros que respeten la democracia.

Sobre el asunto de la central termosolar que está prevista construir en la dehesa boyal, el pleno decidió dejar sin efecto la constitución de la comisión informativa especial, en la que había representación de los tres grupos municipales, debido, según Vilella, a la politización que el PSOE local venía haciendo sobre este asunto, faltando así al acuerdo alcanzado inicialmente. Así, las novedades que vayan surgiendo sobre este asunto serán tratadas en la comisión de Agricultura, Medio Ambiente, Empleo Turismo y Comercio.

La alcaldesa de la localidad, Concepción González, aseguró, además, que el único problema para que la planta no haya comenzado a construirse se llama Teresa Roca, portavoz del grupo municipal socialista.

La sesión, que contenía 9 puntos en el orden del día, sirvió para aprobar asuntos como el nombramiento de ciudadano ilustre al párroco Isidoro Macías Casado. El pleno fijó también los domingos festivos comerciales del año 2010, como serán el 11 de julio y el 1 de agosto.

En el pleno, celebrado una vez más en la casa de Cultura debido a las reformas que se están llevando a cabo en el Ayuntamiento, se dio luz verde a una operación de tesorería como es la que se llevará a cabo con el Banco Santander para que adelante al Consitorio 420.000 euros correspondientes al 30 por ciento que cada ayuntamiento tiene que adelantar del plan de inversión local.

La corporación aprobó la aportación de 27.000 euros a Adisgata para beneficiarse del plan de Desarrollo Rural, una cifra a pagar hasta el 30 de abril de 2014.