•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Ayuntamiento de Mérida ha asegurado que el asfaltado de la calzada del Puente Lusitania de la capital extremeña se realizará "cuando cesen las lluvias", y mientras eso ocurre, una brigada de mantenimiento se ocupará de arreglar los baches.

   De esta forma responde el ayuntamiento, en nota de prensa, a la petición que hace unos días realizó el Grupo Municipal Popular de Mérida, para que el alcalde reclame a la Junta de Extremadura la inversión de un millón de euros "comprometida" en septiembre para arreglar el Puente Lusitania en el que "cada día que pasa se hacen más visibles los problemas de conservación".

   Ante esta situación, el consistorio aclara que la Consejería de Fomento y el ayuntamiento "están en contacto para que, antes del traspaso de competencias del puente Lusitania, se ponga en marcha el proyecto de su arreglo por un millón de euros".

   Explica que en primer lugar, una brigada de mantenimiento va a arreglar los actuales baches, algo que, según recuerda el consistorio, "ya se hizo hace aproximadamente un año".

   Posteriormente, "en cuanto el tiempo lo permita y cesen las lluvias", se realizará el asfaltado de la calzada del puente, "según le ha dado a conocer al alcalde el consejero de Fomento, José Luis Quintana, que se comprometió a entregarlo al Ayuntamiento de Mérida en perfecto estado", apunta.


Galería de imágenes