•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Instituto de Consumo de Extremadura (Incoex) aconseja que, de cara a estas fiestas que se inician, los ciudadanos racionalicen mejor sus horarios, y para ello ofrece un listado de recomendaciones "importantes" a tener en cuenta estas Navidades.

Así, el Incoex recuerda que la necesidad de unos horarios racionales tiene como objetivos prioritarios conciliar la vida personal, familiar y laboral; aumentar la productividad; apoyar el rendimiento escolar; favorecer la igualdad; disminuir la siniestralidad; facilitar la globalización; mejorar la calidad de vida; cuidar y mantener hábitos saludables; dormir el tiempo suficiente, y, en definitiva, dar mayor valor al tiempo.

Anuncios

   De este modo, como recomendaciones para unas "Navidades Racionales", el Incoex plantea evitar los agobios; así como planificar las compras ya que "posponerlas al final supone comprar peor y, a menudo, gastar más, lo que nunca es aconsejable"; y poner en marcha horarios de compra "racionales", evitando las compras masivas los domingos o en horarios intempestivos, para favorecer al pequeño comercio y permitir que los empleados de estos establecimientos también puedan conciliar su tiempo.

Anuncios

   Además, a través de una nota de prensa, plantea la organización en el trabajo en tanto que, exceptuando los sectores del comercio y la restauración, la carga de trabajo suele ser menor durante las fechas navideñas, lo que según dijo permite salir "a buena hora" y dedicar ese tiempo a otras facetas de la vida.

   Igualmente, aconseja ser productivo también en Navidad, ya que "el descenso del volumen de actividad puede conducir a una excesiva relajación durante las horas que se pasa en el puesto de trabajo"; así como hacer comidas en vez de cenas. "Las tradicionales celebraciones de empresa son una excelente forma de hacer equipo y de confraternizar con los compañeros de trabajo en un ambiente más distendido", indicó.

   El Incoex también recomienda tener cuidado con los excesos, en tanto que en estas fechas los horarios se desregulan, dando paso a los excesos. Esto hace que los biorritmos sufran alteraciones "considerables" y que el cuerpo se rebele ante ello. "Hay un tiempo para todo. Si somos respetuosos y prudentes con nuestros horarios, nos encontraremos físicamente mejor y podremos disfrutar más de estas fiestas", explicó.

   También aconseja seguir rutinas ya que en Navidad la gente suele descontrolar sus horarios de comidas, compras; así como pasar tiempo con la familia y amigos, aunque aclara sin embargo que si el afán por ver a todas esas personas próximas lleva a seguir "maratones sociales", al final no se disfrutará de su compañía. "Es más conveniente pasar tiempo de calidad con los seres más queridos, y repartir mejor el tiempo que dedicamos a nuestros amigos y conocidos durante el resto del año", concluye.


Galería de imágenes