•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Denominación de Origen Protegida (DOP) Gata-Hurdes celebra la quinta edición de la Semana del Aceite y la Aceituna del 14 al 20 de diciembre con numerosos actos en los que reivindicará el consumo de productos naturales y en concreto incidirá en los beneficios que reporta el consumo de aceite de oliva virgen de esta zona que se obtiene a partir de la variedad de aceituna manzanilla cacereña.

  

Durante la semana el consejo regulador llevará a cabo numerosas actividades en distintos centros educativos, asociaciones de amas de casa, asociaciones de la tercera edad o establecimientos hosteleros de las siete mancomunidades de los municipios del norte de la provincia de Cáceres en las que se produce esta variedad de aceituna. También se celebrarán actividades en la ciudad de Cáceres donde se ha programado un desayuno saludable en el Colegio Público 'Dulce Chacón'.

Del mismo modo habrá una cata comentada de aceite, una merienda en Hoyos, y se entregarán cestas de Navidad con productos Denominación de Origen a los padres de todos los niños nacidos en el Hospital Virgen del Puerto de Plasencia entre el 14 y el 20 de diciembre, según informa Europa Press.

Además cuatro restaurantes colaboradores distribuirán de forma gratuita entre sus comensales unas 2.000 botellitas de aceite con fines promocionales, de manera que este año se suman a esta iniciativa el Hotel Alfonso VIII de Plasencia, Parraluz en Santibáñez el Alto, El Palancar de Pedroso de Acim y el restaurante Ciudadela de Gijón (Asturias).

SABOR AFRUTADO

Todos estos datos fueron aportados hoy en rueda de prensa por la gerente de la DO, Ana Isabel Alonso, que explicó que el aceite Gata-Hurdes es ligeramente dulce con un gran equilibrio entre picantes y amargos y se caracteriza por la intensidad de un sabor afrutado con aromas de plátano, manzana y hierba recién cortada "muy apropiado para los niños porque es muy agradable para tomar en crudo", dijo Alonso.

La variedad manzanilla cacereña de la que se extrae es exclusiva del norte de la provincia de Cáceres, donde existen unos 10.000 olivicultores que cultivan unas 30.000 hectáreas y producen anualmente unos 50 millones de kilos de aceituna de mesa de los que se consiguen entre 50.000 y 200.000 kilos de aceite, según la campaña.

Este año, según explicó Jesús Vázquez, miembro del Consejo Regulador de la DO, se destinará a aceite más cantidad que a mesa "porque la sequía ha provocado que la aceituna sea pequeña y no sea apta para mesa".

Esta V Semana del Aceite y la Aceituna se celebra gracias a la colaboración de la Diputación Provincial de Cáceres, cuyo presidente, Juan Andrés Tovar, destacó en la rueda de prensa el apoyo que la institución ofrece a estos productos que están presentes en las ferias y muestras que organiza la diputación cacereña.

Tovar recordó que las DO son un sector "creador de empleo" y animó a los productores a "buscar nuevos mercados fuera de nuestras fronteras" para que se conozcan los productos naturales de nuestra tierra.