•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Delegación de Industria y Comercio del Ayuntamiento de Mérida ha encargo un trabajo de estudio y diagnóstico sobre la situación del comercio de la ciudad que está realizando una serie de encuestas tanto a los propietarios de los establecimientos como a los consumidores "para saber qué piensan y opinan sobre la situación actual y qué medidas o mejoras consideran necesarias".

  

Este estudio lo está realizando la empresa de Mérida 'Sumo Consultores' por valor de 18.000 euros y está previsto que a finales de este mes, una vez terminado todo el trabajo de contactos y recogida de datos de campo, proponga una serie de conclusiones y resultados de todo el trabajo realizado.

Del mismo modo, y según informa el consejero municipal Antonio Rodríguez Ceballos en nota de prensa, una vez terminado este proceso del estudio del comercio local se pondrá en marcha una campaña de promoción y publicidad del comercio por valor de 12.000 euros.

El objetivo de esta campañas que "los emeritenses y ciudadanos de la comarca compren en la ciudad, que los productos que ofrece el comercio local es de calidad y que ofrecen mejores precios que las grandes superficies y que comprar aquí es invertir en tu ciudad".

De esta forma, y según señala Ceballos, se pretende "crear una herramienta que permita determinar la situación real del sector comercial de la ciudad, sus carencias y necesidades, sus potenciales y fortalezas", todo ello con el fin de "establecer y determinar pautas estratégicas que posibiliten la adaptación de los comercios a los nuevos entornos de competitividad".

Nuevos entornos que incluyen, explica, nuevos hábitos de consumo, nuevos formatos de exposición y venta de los productos, más rapidez y facilidad a la hora de comprar, impulso de ofertas, precios y promociones, así como que "permitan promover el uso de las nuevas tecnologías, el cuidado y respeto al medioambiente, y la mejora en la gestión y calidad en el servicio que se ofrece a los clientes".

Finalmente señala que esta actuación se enmarca dentro de la línea emprendida por el Ayuntamiento de Mérida, a través de la Delegación de Industria y Comercio, de realizar una serie de actuaciones "orientadas a modernizar, reforzar y dar continuidad al pequeño comercio de Mérida y acogidos al Plan de Dinamización Comercial del Plan Urban".