•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo de Extremadura, Santiago Moriche, ha recibido el premio 'Fernando Palacios' que le ha otorgado la Asociación de Vecinos del Nuevo Cáceres "para que nadie se olvide de ellas" en un acto que ha tenido lugar en la Parroquia 'Sagrada Familia' del barrio y en el que autoridades políticas, militares y sociales arroparon a las víctimas en una emotiva ceremonia.

  

En su discurso, Moriche agradeció el galardón porque ha sido concedido "por ciudadanos que defienden las libertades" y que "construyen convivencia y solidaridad" y añadió que el acto celebrado hoy "ha servido para imaginar que una parte de nuestros seres queridos están aquí".

El acto de entrega contó con la presencia de la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Mayte Pagazaurtundua; el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; varias consejeras de su gobierno; la delegada del Gobierno, Carmen Pereira; la alcaldesa de Cáceres, Carmen Heras; y el ex presidente autonómico, Juan Carlos Rodríguez Ibarra; así como varios concejales del Ayuntamiento, dirigentes del PP, y autoridades militares, entre otros.

El presidente de la AA.VV Nuevo Cáceres, José María Tovar, aseguró que se trataba de "uno de los días" más felices de su vida al ver el apoyo social que había suscitado la entrega del premio y recordó en su discurso la presencia en la sala de un niño llamado Pablo "que perdió a su abuelo porque aquellos sinvergüenzas le segaron la vida".

UNA LLAMA ENCENDIDA SIEMPRE

Por su parte, la alcaldesa de la ciudad, Carmen Heras, presentó la maqueta del monolito que se instalará en el Parque de las Fuentes del Nuevo Cáceres en memoria de las víctimas del terrorismo cuya iniciativa partió también de la asociación vecinal.

Se trata de una escultura de hormigón blanco del artista extremeño Andrés Talavero de siete metros de altura en forma de espiral que recuerda una llama. Heras explicó que la figura, que "inspira serenidad", llevará en la base una placa de bronce que se iluminará con energía solar para que "siempre esté encendida la llama" en recuerdo a las víctimas.

El conjunto escultórico se complementa con un ciprés a cada lado y con una inscripción en forma de libro abierto realizado en hierro forjado por el artista Eustasio Sánchez de Aldeacentenera, en el que se puede leer la inscripción: 'La ciudad de Cáceres con las víctimas del terrorismo. Perduraréis siempre en nuestro recuerdo'.

El acto contó también con la actuación del quinteto Milotango, formado por profesores del Conservatorio Oficial de Música 'Hermanos Berzosa', que con su música de contrabajo, piano, violín, saxofón y guitarra, interpretaron dos obras de Ástor Piazzolla que emocionaron a los asistentes.


Galería de imágenes