•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El portavoz de Izquierda Unida de Plasencia, Luis Ranilla, declaró hoy respecto a la situación de Montprint que "la Junta no puede callarse" ya que invirtió 10,8 millones de euros que "es dinero de los ciudadanos, es dinero público".

También pidió Ranilla al Ayuntamiento de Plasencia que diga "cómo se van a devolver esos terrenos en caso de que la empresa quiebre" refiriéndose a las tres hectáreas cedidas por el ayuntamiento para la instalación de la empresa.

   Recoró Ranilla que se trataba de una empresa que surgió con el proyecto de crear 122 puestos de trabajo y ser "un ejemplo contra la deslocalización" según las palabras expresadas en su día durante la inauguración de la planta por el Ex ministro de Industria, Joan Clos, y el entonces presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodriguez Ibarra.

   Ranilla se preguntó "¿qué clase de empresarios son estos?" que a los dos años están al borde del cierre. Luis Ranilla recordó que la empresa adquirió el compromiso de crear 122 puestos de trabajos de los que sólo creo 85 y "no en las mejores condiciones" ya que, según Ranilla, las condiciones "eran abusivas" con los trabajadores.

   De la misma manera el portavoz de IU quiso ponerse de parte de los trabajadores de la empresa, ya que ellos son los "perjudicados". Así, anunció que IU apoyará cualquiera de las "movilizaciones" o actuaciones que los trabajadores quieran hacer.

   Luis Ranilla concluyó diciendo sobre la situación de la empresa que "tiene toda la pinta de una estafa" y que al final a quienes "estafan pues es a los ciudadanos, a los placentinos y a los extremeños".